TERAPIAS PSICOLOGICAS DE III GENERACION MINDFULNESS PARA NIÑOS Y ADOLESCENTES PARTE III

 

Realizado por: Ibonn Andrea Cheque – Psicoorientadora Sede Campestre

 Contemplación de las sensaciones corporales o body scan

 Los niños (o adolescentes) deben estar tumbados sobre su espalda, deben ir explorando las diferentes partes de su cuerpo, desde los dedos del pie hasta recorrer todo el cuerpo.

 Se trata únicamente de observar, centrando su atención sobre una parte del cuerpo y sentir como es la sensación en ese momento.

 Después se abre un espacio para discusión de las experiencias. Pueden describir sus sensaciones con ayuda de un dibujo (utilizando colores que ilustren lo que han sentido: rojo para el calor, azul para el frío, marrón para una sensación de peso, naranja para la ligereza, líneas para las molestias indefinidas, puntos para las picazones).

 Amigos de la emoción (focusing)

 Pediremos al niño o adolescente que “escanee” todo su cuerpo, desde la cabeza hasta los pies y nos mencione dónde se concentra esa emoción (rodillas, estómago, corazón, garganta, etc.). Luego pediremos que le ponga un color a su emoción, que la respire y se mantenga concentrado en ella durante unos minutos. Después realizaremos las siguientes preguntas: ¿se ha ido la emoción?, ¿se ha movido de lugar?, y se le vuelve a preguntar, ¿qué color tiene ahora la emoción?

 Meditación en el dolor

 Busco una posición dolorosa y la mantengo. Hago un “escaneo” corporal (recorrido de pies a cabeza). Dolor es una sensación más. El dolor está ahí, pero relajo todo lo demás (dejo el resto como mantequilla). Abro la atención a todo y veo que ocurre.

 Meditación caminando

Llevando la atención a las sensaciones corporales, la sensación del pie al posarse sobre el suelo, al doblar la rodilla, al mantener el equilibrio… En definitiva, ser conscientes del caminar a medida que se camina.

 Tabla 1. Estado mindlessness frente al estado mindfulness

Mindlessness (Inconsciencia) Mindfulness (Atención Plena)
Cerrado Abierto
Rígido Flexible
Restringido, limitado Espacio para crecer
Locus de control externo Locus de control interno
Temeroso Seguro, valiente
Sentencioso Aceptación, imparcial
Desordenado, confundido Claro
Frenético, agitado Calma
Falta de soluciones Procesamiento creativo
Pocas o ninguna opción Posibilidades
Multitarea Concentrarse en una tare
Impaciencia Paciencia, constancia
Habitar en el pasado o futuro Vivir en el “ahora”

FUENTE: Ruiz Lázaro PJ. Mindfulness en niños y adolescentes. En: AEPap (ed.). Curso de Actualización Pediatría 2016. Madrid: Lúa Ediciones 3.0; 2016. p. 487-501.

Anuncios

TERAPIAS PSICOLOGICAS DE III GENERACION MINDFULNESS PARA NIÑOS Y ADOLESCENTES PARTE I

 

Realizado por: Miss Ibonn Andrea Cheque Acosta- Psicoorientadora Escolar Sede Campestre  

¿QUE ES MINDFULNESS?

Es una forma de conciencia centrada en el presente no elaborativa, no juzgadora en la que cada pensamiento, sentimiento o sensación que surge en el campo atencional es reconocida y aceptada tal y como es. Es la observación no enjuiciadora de la continua corriente de estímulos internos y externos tal y como surgen. Es la conciencia de la experiencia presente con aceptación. Es la tendencia a ser conscientes de las propias experiencias internas y externas en el contexto de una postura de aceptación y no enjuiciamiento hacia esas experiencias.

BENEFICIOS DE PRACTICARLA

Ayuda a Reducir el estrés, la ansiedad, los síntomas de depresión, la reactividad, los problemas de conducta y la tendencia a distraerse (tanto de estímulos internos como externos). Mejorar la concentración, la atención, la memoria de trabajo, la capacidad de darse cuenta o ser consciente, la capacidad de manejar las emociones, el autocontrol, la empatía y la comprensión hacia los demás, la autoestima, el rendimiento académico y el sueño. Lograr una mayor tranquilidad y relajación.  Desarrollar habilidades naturales de resolución de conflictos.

ES UN ESTADO QUE REQUIERE DE LAS SIGUIENTES ACTITUDES:  

  • Aceptación de la realidad que ya existe y que estamos observando en ese momento. Es lo contrario de la resistencia.
  • Sin juzgar aquello que se observa.
  • Mente de principiante, cuya esencia es la curiosidad y la apertura mental ante lo que percibimos y experimentamos.
  • Vivir el presente, lo que significa que el pasado y el futuro se nos van haciendo innecesarios.
  • Soltar (no aferrarse a las cosas o las experiencias).
  • Actitud afectiva de bondad amorosa o actitud de amor o de cariño hacia el objeto observado.
  • Compasión (no lástima) cuando esa bondad amorosa se dirige a personas que experimentan cualquier tipo de sufrimiento.
  • Autocompasión cuando esa bondad amorosa se dirige hacia uno mismo.

PRACTICAS BASICAS DE MINDFULNESS

 Son tres los grupos de prácticas básicas: de atención, de consciencia corporal y prácticas integrativas (o la atención plena en la vida cotidiana).

  1.  DE ATENCION: Según qué atención se ejercita se pueden distinguir tres tipos: De atención sostenida (focalizada) o cerrada, de atención abierta y de atención plena (focalizada y abierta a la vez).

 

  • Ejercicio de atención sostenida (focalizada) o cerrada: contar respiraciones. Contar respiraciones sin alterar la respiración de 21 a 1: inhalo-exhalo 21, inhalo-exhalo 20… Y luego de 1 a 21. Así, tres vueltas. Si me despisto vuelvo donde me he quedado y si no me acuerdo, vuelvo a empezar.

 

  • Ejercicio de atención abierta: etiquetar. Sentados, cerramos los ojos y durante 5 minutos estamos abiertos a todo (pensamientos, emociones, ruidos, sensaciones físicas) como un cazador. Lo que surge lo etiqueto. Por ejemplo, dolor, pensamiento sobre pasado, pensamiento sobre futuro… Se trata de reconocer que eso que está ahí está y dejarlo pasar. Todo lo que hay lo acojo; sin identificarme y sin juzgar. Chequeo como una onda expansiva: sensaciones físicas → sonidos → emociones → pensamientos.

 

  • Ejercicio de atención plena: comer un trozo de chocolate. Observa la respiración, no la controles, obsérvala, cómo entra y sale el aire… Coge el trozo de chocolate y póntelo en la boca. No lo mastiques, deja que se deshaga lentamente en la boca. Nota cómo se disuelve, nota el sabor, nota la textura, nota el sabor residual que queda en tu boca, y dónde lo notas, nota como poco a poco se va perdiendo… Si te viene alguna idea ajena a este ejercicio, nótala, obsérvala, deja que se marche como una nube y vuelve a centrarte en la tarea propuesta.

 

FUENTE: Ruiz Lázaro PJ. Mindfulness en niños y adolescentes. En: AEPap (ed.). Curso de Actualización Pediatría 2016. Madrid: Lúa Ediciones 3.0; 2016. p. 487-501.

ESCALAS PARA LA EVALUACIÓN DE LA RELACIONES INTRAFAMILIARES (E.R.I.)

Realizado por: Ibonn Andrea Cheque Acosta – Psicoorientadora Escolar

Esta escala está compuesta por tres (3) dimensiones: 1. Unión y apoyo. Es la tendencia de la familia de realizar actividades en conjunto, de convivir y de apoyarse mutuamente. Se asocia con un sentido de solidaridad y de pertenencia con el sistema familiar.  2. Expresión. Se refiere a la posibilidad de comunicar verbalmente las emociones, ideas y acontecimientos de los miembros de la familia dentro de un ambiente de respeto. 3. Dificultades. Esta dimensión evalúa los aspectos de la relaciones intrafamiliares considerados ya sea por el individuo, o por la sociedad como indeseables, negativos, problemáticos o difíciles. Permite identificar el grado de percepción de “conflicto” dentro de una familia.

 

INSTRUCCIONES DE APLICACIÓN

Esta herramienta te permitirá conocer cómo funciona  tu familia, con base en la experiencia y opinión que tienes sobre la misma. Trata de ser lo más sincero y espontáneo posible.

 

A continuación se presentan una serie de frases que se refieren a aspectos relacionados con TU FAMILIA. Indica cruzando con una X (equis) el número que mejor se adecue a la forma de actuar de tu familia, basándote en la siguiente escala:

 

TA = 5 = TOTALMENTE DE ACUERDO  

A = 4 = DE ACUERDO 

N = 3 = NEUTRAL (NI DE ACUERDO NI EN DESACUERDO)  

D = 2 = EN DESACUERDO 

TD = 1 = TOTALMENTE EN DESACUERDO 

 

EVALUACIÓN DE LAS RELACIONES INTRAFAMILIARES TA A N D TD
1 Los miembros de la familia acostumbran hacer cosas juntos. 5 4 3 2 1
2 Mis padres me animan a expresar abiertamente mis puntos de vista. 5 4 3 2 1
3 En mi familia, nadie se preocupa por los sentimientos de los demás. 5 4 3 2 1
4 Mi familia es cálida y nos brinda apoyo. 5 4 3 2 1
5 En nuestra familia es importante para todos expresar nuestras opiniones. 5 4 3 2 1
6 La atmósfera de mi familia usualmente es desagradable. 5 4 3 2 1
7 Nuestra familia acostumbra hacer actividades en conjunto. 5 4 3 2 1
8 Mi familia me escucha. 5 4 3 2 1
9 Cuando tengo algún problema no se lo platico a mi familia 5 4 3 2 1
10 Los miembros de la familia de verdad nos ayudamos y apoyamos unos a otros. 5 4 3 2 1
11 En mi familia expresamos abiertamente nuestro cariño. 5 4 3 2 1
12 Los conflictos en mi familia nunca se resuelven. 5 4 3 2 1

 

REACTIVOS QUE INTEGRAN CADA DIMENSION

 

DIMENSIONES VERSION BREVE
UNIÓN Y APOYO 1, 4, 7, 10
EXPRESIÓN 2, 5, 8, 11
DIFICULTADES 3, 6, 9, 12

 

 

 

 

 

 

 

 

CALIFICACION

 

1.       Identificar los reactivos que integran cada dimensión 2.       Sumar el total de reactivos que integran cada dimensión 3.       Sacar el promedio de la dimensión (dividir el total entre el número de reactivos) 4.       Este es el puntaje final de la dimensión

 

 

PUNTAJES BAJOS PUNTAJES INTERMEDIOS PUNTAJES ALTOS
Se obtiene identificando aquellos casos cuya puntuación total corresponda al 25% inferior. En este grupo se encuentran las familias cuyos puntajes se encuentran entre el 26% y el 74% del total Corresponden a las familias cuyos puntajes se ubican en el 25% superior del total

 

SEMANA DEL 19 al 23 Septiembre de 2016

 

FUENTE: Escala de evaluación de las Relaciones Intrafamiliares (E.R.I.). Rivera, M y Andrade P. Uaricha Revista de Psicología, 14, 12-29 (2010)   ()

CONSEJOS PARA LA CRIANZA

•    Dado que el desarrollo del rol sexual está basado en los años en que el niño comienza a caminar, es importante que tenga modelos de roles apropiados de ambos sexos. Los progenitores solteros deben asegurarse de que el niño tenga la oportunidad de compartir momentos con un familiar o amigo del sexo opuesto al padre (o la madre). Es importante que los padres que están divorciados no critiquen al otro progenitor. Cuando un niño exhiba un juego sexual o la exploración con sus compañeros, reoriente el juego y dígale al niño que es inapropiado, pero no lo avergüence por esta curiosidad natural.
•    Dado que las habilidades de lenguaje se desarrollan rápidamente en el niño en edad preescolar, es importante que los padres le lean y que hablen con él frecuentemente durante el día.
•    La disciplina debe darle al niño en edad preescolar la oportunidad para hacer elecciones y enfrentar nuevos retos, manteniendo límites claros. La estructura es importante para un niño de esta edad. Tener una rutina diaria, que incluya deberes o tareas acordes con su edad, puede ayudar a que el niño se sienta como una parte importante de la familia y mejora la autoestima. El niño puede necesitar recordatorios y supervisión para el cumplimiento de sus tareas. Reconozca y agradezca cuando el niño se comporte bien o realice una tarea correctamente o sin recordatorios adicionales. Tómese el tiempo para resaltar y recompensar los buenos comportamientos.
•    A partir de los 4 ó 5 años de edad, muchos niños dan respuestas insolentes o impertinentes. Aborde tales comportamientos sin reaccionar ante las palabras o actitudes. Si el niño siente que dichas palabras le dan poder sobre el padre (o madre), el comportamiento continuará. A menudo es difícil para los padres permanecer calmados mientras tratan de abordar este comportamiento.

Ley de Convivencia Escolar

Desde el viernes 15 de marzo la convivencia escolar, los derechos humanos y la formación ciudadana cuentan con la ley por la cual se crea el ‘Sistema Nacional de Convivencia Escolar y Formación para el Ejercicio de los Derechos Humanos, Sexuales y Reproductivos y la Prevención y Mitigación de la Violencia Escolar’, al ser sancionada por el presidente de la República, Juan Manuel Santos.
Esta ley crea una ruta de atención en casos de violencia y un sistema nacional único de información para reportar estos casos de violencia y de embarazo en adolescentes, y da la posibilidad de brindar incentivos a quienes cumplan las exigencias y expectativas de la convivencia, así como imponer sanciones a quienes no lo hagan.
Con esta ley, el Gobierno Nacional crea mecanismos de prevención, protección, detección temprana y de denuncia ante las autoridades competentes, de todas aquellas conductas que atenten contra la convivencia escolar, la ciudadanía y el ejercicio de los derechos humanos, sexuales y reproductivos de los estudiantes dentro y fuera de la escuela.
La ley indica además la ruta para fortalecer las estrategias para prevenir la deserción escolar, la cual es causada en buena medida por la violencia escolar y el embarazo en adolescencia. Precisamente, en éste último aspecto, Colombia es hoy uno de los países de América Latina con más altos índices de embarazo en adolescentes, con un 19,1% de estas jóvenes entre 14 y 19 años; la mitad de ellas abandonan la escuela para dedicarse a la maternidad.
Tomado la página oficial del Ministerio de Educación Nacional de Colombia
CONOZCA LA RUTA DE ATENCIÓN INTEGRAL PARA LA CONVIVENCIA ESCOLAR:
Captura de pantalla 2016-07-27 a las 10.31.24 a.m.

¿Por qué los castigos a niños no sirven para nada?

Por: GEMA LENDOIRO @ABC_familia

Entrevista con Olga Carmona, psicóloga clínica experta en Psicopatología Infantojuvenil y en Neuropsicología de la Educación, así como en atención psicoeducativa en niños con altas capacidades

Hace 50 años se castigaba mirando contra la pared, con orejas de burro o incluso sosteniendo libros en cada brazo. De un tiempo a esta parte la moda es obligar al niño a sentarse a pensar. ¿Ha cambiado mucho el cuento?

En la filosofía de base no, en la forma afortunadamente sí. Nuestra sociedad evoluciona hacia leyes más civilizadas, democráticas y respetuosas con los derechos humanos y hoy por hoy, muchas formas de castigo que se usaban antes serían constitutivas de delito. Sin embargo, las sociedades cambian antes sus leyes que sus mentalidades. Hacen falta varias generaciones para erradicar una forma de pensamiento. Hoy se utilizan formas de castigo menos aversivas pero cuya base de que el castigo es educativo, que el adulto es superior, que el castigo transmite autoridad, que la disciplina sólo puede conseguirse a través de éste y que si no sometemos convenientemente a los niños, serán sujetos desadaptados y peligrosos. Creencias que dibujan el perfil de una sociedad profundamente adultocentrista, que lleva siglos instalada en el paradigma del premio y el castigo como únicos vehículos de aprendizaje y cambio.

¿Qué le parece la silla o el rincón de pensar?

Es una técnica punitiva, se trata de una expulsión o aislamiento del niño sin dotarle de ningún tipo de herramienta para que aprenda a gestionar el conflicto. Un niño no sabe pensar si no es guiado y acompañado con un adulto y desde luego, nadie puede pensar inundado de ira o de frustración. Es un castigo maquillado que no aporta absolutamente nada. Aislar e ignorar física y afectivamente a un niño no educa. Por el contrario, contenerle, ayudarle a calmarse (respiración, frasco de la calma, un cojín preferido, un abrazo si se deja, un cuantas carreras…), para después guiarle hacia una reflexión sobre lo ocurrido y tratar conjuntamente de encontrar una mejor manera de hacer las cosas, sí educa. Porque no se trata sólo de decirle lo que no es correcto, sino de mostrarle caminos alternativos al mal comportamiento. Incluso pueden utilizarse recursos como teatralizar la situación con las nuevas estrategias para que “ensaye” su puesta en marcha, o darle al botón imaginario del retroceso para tener la oportunidad de esta vez, hacerlo bien. Ellos necesitan saber cómo y es nuestra responsabilidad ayudarles. No expulsarles.

Hacerlo como usted indica, ¿qué aporta en ese niño?

Conseguir personas empáticas, respetuosas y capaces de gestionar los conflictos, a no ser personas sumisas y resentidas incapaces de conectarse con sus propias emociones y mucho menos con las de los otros. Uno no puede dar lo que no tiene y no puede ofrecer lo que no sabe.

Deme argumentos para no castigar a un niño de infantil y/o primaria

El primero y más esencial de todos es por razones éticas universales: cuando castigamos a un niño pequeño atentamos contra su dignidad como persona. Los castigos, sean de la índole que sean, tienen un componente de sometimiento y humillación. Se impone por la fuerza la voluntad de un ser humano sobre otro, que es, además, más débil.

Pero es que, además está suficientemente demostrado que el castigo no modifica la conducta a largo plazo, no educa, deteriora el vínculo entre el niño y el adulto, genera resentimiento, conductas evitativas, y violencia. Fragiliza una autoestima en construcción, genera ansiedad y miedo, y perpetúa el modelo anacrónico, simplista e ineficaz de educación que ya no defenderían ni los conductistas más radicales. Se trata de un modelo aprendizaje que corresponde al siglo pasado y experimentado inicialmente con animales, para generalizarlo después al comportamiento humano.

Muchos lo defienden porque así el niño deja de hacer aquello por lo que se le castiga…

Pero no porque realmente haya interiorizado las razones por las cuales no debe hacerlo, sino por miedo y por evitar el castigo. Luego el castigo no produce un aprendizaje de los valores que pretendemos inculcar. Es una enorme paradoja, porque cuando se les pregunta a los padres qué quieren para sus hijos, la mayoría responde que sean buenas personas y que sean felices.

Y castigando, ¿no se consigue?

Queremos educar personas con criterio, con valores, empáticas y respetuosas, capaces de defender su espacio sin invadir el de los otros. Esto sólo se consigue cuando la motivación es intrínseca, es decir, cuando hacemos las cosas porque creemos que deben ser hechas, no porque temamos las consecuencias externas. Se trata de construir cimientos sólidos desde dentro, no convertir a nuestros hijos en marionetas manejadas por la aprobación o desaprobación del entorno.

Un niño de 3 años no quiere dormir la siesta en el colegio y por ello molesta a los demás. ¿Sugiere castigo ejemplar o llevárselo a otra parte?

Sugiero revisar la competencia académica y profesional de una profesora que castiga a un niño de 3 años, haga lo que haga. Si no encuentra más alternativas que el castigo, entonces probablemente no merece ocupar semejante responsabilidad. Sugiero respetar la decisión del niño de no dormir y ofrecerle opciones de acuerdo a su edad que equilibren el descanso de los otros y su no necesidad de hacerlo. Lo que desde luego no es admisible es que el niño se convierta en el chivo expiatorio de la incompetencia de algunos profesores y de un sistema que premia el comportamiento de la mayoría y castiga a los que no quieren o no pueden engrosar la media estadística. Estamos educando, no adiestrando.

¿Sirve de algo castigar? ¿Aunque ese algo sea negativo?

Para deteriorar la relación entre el adulto y el niño, para aprender a someterse a alguien con más poder, para introyectar que el error es malo, para conectarles con el resentimiento, para no gestionar las verdaderas razones por las que se han comportado mal y para empezar a normalizar la violencia y las relaciones de poder como la manera natural de relacionarse.

Persiste el pensamiento colectivo que asegura que si no hay disciplina estamos convirtiendo a los niños en unos tiranos. ¿Es eso cierto?

El camino más rápido para convertir a un niño en tirano es sometiéndole y humillándole. La historia es contundente ilustrándonos con montones de ejemplos de niños que fueron educados de forma rígida y punitiva. Hitler es uno de ellos.

No castigar a un niño no significa no educarlo. Hablamos de educar desde una óptica que respeta su dignidad, pero que pone límites. Autoritarismo no es lo mismo que autoridad. El autoritarismo es abuso de poder mientras que la autoridad se gana, desde la integridad y la coherencia.

Ahora bien, si convenimos en que disciplina es que un niño obedezca a lo que se le ordena, que haga todo aquello que esperamos de él, que no cometa errores, que nunca se comporte mal, que cumpla en definitiva con las expectativas que los adultos le hemos puesto en la espalda y en el alma, entonces hablamos de sumisión y de despersonalización, no de adaptación.

¿Por qué los niños de infantil siempre tienen ganas de aprender y según van cumpliendo años hasta llegar a secundaria se van cayendo en el interés llegando al fracaso escolar?

El niño es un ser inteligente y curioso con una tendencia innata a experimentar y a tratar de comprender lo que le rodea, gracias a eso hemos sobrevivido como especie. La escuela actual es un producto decimonónico, escasamente revisado, anclado en un pensamiento encorsetado y fijo que prioriza el resultado antes que el proceso, que penaliza la creatividad y el error y que no respeta la individualidad y modo de aprendizaje de cada niño.

La escuela de hoy (con escasas y benditas excepciones) consiste en una repetición absurda de datos, la mayoría de poca o ninguna utilidad práctica que encorseta a todos los niños como si fueran iguales, que penaliza el error y que castra o ignora la creatividad vivenciándola como molesta o excéntrica. Cuando los niños, especialmente los más inteligentes, lo perciben, se desmotivan. Y lo que es peor, pierden el interés por aprender, lo que a mi modo de ver y entender la infancia, es una castración en toda regla.

¿Alguna sugerencia para sobrellevar al niño díscolo de la clase?

La única manera es a través del vínculo, ofreciéndole formar parte de los acuerdos, dándole responsabilidad y dejándole que experimente las consecuencias de un mal comportamiento, que no es lo mismo que un castigo.

¿El conductismo es el rey? ¿Por qué?

Porque es efectista, es decir, produce resultados inmediatos y eso nos tranquiliza mucho. Pero se queda en la superficie puesto que es un modelo que procede el aprendizaje animal y no contempla elementos cognitivos ni emocionales que son, en definitiva, lo que somos.

¿Cómo es el aula de infantil perfecta?

Sería el hogar de cada niño con un adulto de referencia con atención exclusiva. Como eso es difícil, lo mejor sería una que tuviera pocos o muy pocos niños, lo menos directiva posible, que permitiera la experimentación y la creatividad sin juicios, que tuviera al frente a los profesionales más y mejor preparados con conciencia plena de tener en sus manos la etapa más crítica del desarrollo de un ser humano, que favoreciera la educación emocional y la autoestima en lugar de los contenidos académicos, que utilizara el juego y solo el juego para transmitir el gusto por aprender, que incorporase el error como parte esencial de cualquier aprendizaje, que respetase los ritmos evolutivos de cada niño sin forzar etapas, y desde luego, sin sillas de pensar, sino con rincones de la tranquilidad y espacios para la negociación y el acuerdo. Y esto que acabo de describir existe, no es utopía. Se trata de querer y de entender la educación cambiando el paradigma hacia otro donde el niño es el protagonista pleno en derechos y dignidad, y el material humano más delicado y precioso con el que cuenta una sociedad. Cualquier posibilidad de cambio hacia sociedades menos violentas y más empáticas pasan por un cambio en la manera de educar. Nos jugamos todo en la infancia.

…Y PARA ESTAS VACACIONES….JUEGOS RECOMENDADOS….

Realizado por: Ana Moreno Parra – Psicoorientadora Sede Campestre

Para los niños es fundamental el ejercicio, por un lado hace parte de la diversión y

ocio y por otro es necesario para salud física como mental. Los padres también

pueden beneficiarse de los juegos puesto que comparten con sus hijos y también

hacen ejercicio.

Algunos juegos que pueden compartir en familia son:

“El juego de las traes”: Que se puede jugar de la siguiente manera: Juega un

juego de "las traes" inverso al seleccionar un jugador para ser "eso". Todos los

demás jugadores deben perseguir a "eso" y tratar de marcarlo. Si un jugador

marca a "eso", se convierte en el nuevo "eso" y todo el mundo empieza a tratar de

marcarlo. Sigue jugando hasta que todos hayan tenido su turno. Juega un juego

de "la traes" congelado, seleccionando un jugador "eso". Cuando "eso" marca a un

jugador, ese jugador debe congelarse hasta que otro jugador se arrastra debajo de

sus piernas para descongelarlo. El juego termina cuando "eso" tiene todos los

jugadores congelados.

“Carreras de relevos”: Forma dos equipos iguales y dale a cada equipo una bola de

espuma tamaño softball. Haz que cada equipo forme una línea. Cuando digas

"carrera", el primer jugador de la fila debe colocarse la pelota entre el cuello y la

barbilla para pasarla al siguiente jugador de la fila. Cada jugador debe pasar la

pelota por la línea usando sólo el cuello y la barbilla. El primer equipo en terminar

el los relevos gana la carrera. Si un jugador deja caer la pelota, ésta vuelve al

inicio de la línea. Para un mayor desafío, pela una naranja y congélala durante la

noche. Pide a los niños pasar la naranja en vez de la pelota.

Recuerden papás estas son sugerencias para compartir con sus hijos en estas

vacaciones, para ellos es fundamental el compartir con la familia y salir algunos

días de la rutina de lo académico, adicionalmente como padres también podremos

tener un rato agradable, dejando a un lado las preocupaciones del trabajo o de la

casa.

La autoestima de los niños

Por: María de Jesús Madrazo Cuéllar

Considero que la autoestima es un tema que cada día ha ido cobrando mayor interés en nuestro mundo actual. La gente ha incluido la palabra dentro de su vocabulario y en diferentes conversaciones cotidianas se llega a tocar el tema ya mencionado, es por esto que deseo compartir con ustedes algunos puntos sobre dicho tópico para descubrir su dimensión psicológica.
La autoestima es la función de evaluarse a uno mismo, por lo que implica por un lado un juicio de valor y por otro un afecto que le acompaña. La autoestima positiva está relacionada con afectos positivos como son el gozo, la confianza, el placer, el entusiasmo y el interés. La autoestima negativa conlleva afectos negativos como el dolor, la angustia, la duda, la tristeza, el sentirse vacío, la inercia, la culpa y la vergüenza.
¿De dónde surge la autoestima? Los primeros intercambios de afecto entre el recién nacido y su madre y las formas tempranas de cuidados físicos proveen de un contexto de actividad placentera mutua entre padres e hijos. Se puede considerar un precursor de la autoestima el tener sentimientos corporales agradables, como el sentirse apapachado, acariciado, mirado, así como también afectos de agrado y un vívido interés asociado a estos mutuos intercambios amorosos.

Es por esta razón, por la cual uno puede suponer que los restos (vestigios) de autoestima están íntimamente ligados a través de la vida humana con nuestras evaluaciones de lo atractivo de nuestro cuerpo y nuestra cara. La imagen del cuerpo que emerge estará asociada con sentimientos de aceptación que le darán al niño la posibilidad de sentirse querido y le proveerán de seguridad, le darán además un sentimiento de pertenencia, el cual es esencial para sentirse valorado. Diversas enfermedades que comprometen al cuerpo, entre ellas las malformaciones, amenazan desde temprana edad la autoestima de los niños.
El niño que no siente este valor de sí mismo en los ojos de sus padres temerá su abandono y sentirá en peligro su existencia. En cada estadio del desarrollo los logros alcanzados le darán un sentido positivo de valía de sí mismo que contribuirán no sólo a que el niño se sienta bien sino también a que calme sus miedos. Por lo que el mantenimiento de una autoestima positiva es una tarea fundamental a lo largo del desarrollo.
La autoestima es afectada constantemente por experiencias en el mundo externo que posteriormente son llevadas al mundo interno.
Los psicoanalistas postulamos que debería existir un balance óptimo entre las necesidades de gratificación y las frustraciones realistas en la infancia, para la formación de una estabilidad posterior en la regulación de la autoestima. La frustración óptima provee de un almacén de confianza en sí mismo y una autoestima básica que sostiene a la persona a través de la vida. Las experiencias nocivas y dolorosas colaboran a una autoestima negativa.
Debido a lo anteriormente señalado la protección de la autoestima se vuelve una de las tareas de desarrollo centrales en la infancia para nosotros que trabajamos en pro de la salud emocional en la niñez.
En el transcurso de su desarrollo el niño va teniendo experiencias placenteras y satisfactorias y otras dolorosas y cargadas de ansiedad. El mantenimiento de la autoestima positiva depende de la exitosa integración de las imágenes de sí mismo tanto positivas como negativas, es decir de sentirse bueno en algunos momentos y malo en otros, pero por encima de esto el establecimiento de sentirse valioso que lo va a hacer más o menos impermeable a los errores, las fallas, las frustraciones y a la crítica externa.
En la segunda mitad del segundo año, cuando el niño comienza a ser capaz de tener metas generadas por sí mismo, es decir, de tener inquietudes y deseos de hacer algo por él mismo, demostrar y demostrarse que es capaz de hacerlo, su autoestima derivará de dos fuentes, por un lado de la aprobación de los otros y por otro, de la satisfacción de realizar la actividad, agradable por sí mismo y de manera independiente.
En los años preescolares a través de las fantasías y del juego , los niños buscan vencer y superar las heridas a su autoestima, las cuales derivan de ir conociendo sus limitaciones.
Durante los años escolares los niveles de autoestima se ven afectados aún más por la adquisición de habilidades y de competencia, especialmente en el desempeño escolar, en las relaciones de amistad y en los deportes. Durante estos años la autoestima se ve profundamente afectada por los éxitos y los fracasos en estas tres áreas de la vida del niño. La lectura es una habilidad crucial a obtener en el inicio de los años escolares. La capacidad de leer adecuadamente está íntimamente ligada con la autoestima. “Escuela” es en primera instancia “lectura”, la lectura no sólo es la mayor demanda en el niño en los primeros años, sino el punto de apoyo para el resto de su aprendizaje. La lectura tiene un efecto multiplicador para bien o para mal. Un niño que lee mal, es a sus propios ojos una persona inadecuada, y los niños se sienten malos o tontos y muy frecuentemente también son vistos de la misma manera a los ojos de sus padres, sus maestros y sus amigos. El impacto de la censura de los amigos el no poder tener amigos o ser rechazado por ellos por sus incapacidades los lastima profundamente en su autoestima.
Podríamos decir que los dos retos para la autoestima en los años escolares son: 1( el rendimiento académico y 2) el ser exitoso en las relaciones con los grupos de amigos de la misma edad, ya sea individual o grupalmente. Así como también el ser competente dentro de una actividad deportiva o artística.
Demos a nuestros niños la posibilidad de ser y sentirse bien con ellos mismos y esto contribuirá a que se valoren y valoren lo que hagan, piensen y sientan, sólo valorándose a ellos mismos podrán valorar a los demás y todo esto redundará en un futuro en mejores desempeños laborales y de relación, teniendo además un pasatiempo que les complemente y enriquezca como seres humanos.

La autora es Psicóloga adscrita al Departamento de Psiquiatría y Psicología Infantil.
Recuperado el día 23 sept 2007 de http://www.mipediatra.com/infantil/autoestima.html

CON TODO CARIÑO UNOS TIPS PARA NUESTR@S TUTORES DE NIÑ@S

Tu eres una persona importante en la vida de nuestr@ estudiante, con tu comportamiento estas ayudando a determinar quienes son en el presente y quienes llegaran a ser en el futuro, mediante el moldeo de su corazón y su carácter. Como compartimos el privilegio y la responsabilidad de enseñarles a tomar buenas decisiones y a ser SERES amables, de éxito a continuación relacionamos algunas pautas, con la esperanza que podamos trabajar en equipo para dar a nuestr@s niñ@s una historia de aprendizaje efectiva y coherente en lo concerniente a imponer disciplina entendiendo la misma cono la enseñanza y adquisición de destrezas desde una postura de amor, respeto y conexión emocional con l@s niñ@s.

1. Querer a los niñ@s y proporcionarles lo que necesitan incluye establecer LIMITES claros, coherentes y mantener en ellos expectativas elevadas, lo cual les ayudara a alcanzar el éxito en las relaciones y otras áreas de su vida.

2. La disciplina efectiva depende de una relación afectuosa y respetuosa entre el adulto y el niñ@. La disciplina debe transmitir seguridad y cariño a todos los implicados. La disciplina nunca debe manejar amenazas, humillaciones, provocar daño físico, asustar o hacer que los niñ@s sientan que el adulto es un enemigo.

3. Utilizar momentos disciplinarios para crear destrezas con las que los niñ@s puedan desenvolverse mejor ahora y tomar mejores decisiones en el futuro. En vez de castigar, se alienta la cooperación de los menores, ayudándoles a pensar en sus acciones.

4. Fijar LÍMITES mediante una conversación que ayude a desarrollar consciencia y destrezas que culminen en un mejor comportamiento.

5. Cuando l@s niñ@s están alterados o tienen una pataleta suele deberse a que no manejan bien sus emociones y a que aún no cuentan con las destrezas suficientes y necesarias para tomar buenas decisiones. Así pues es sumamente importante fijarse en la experiencia emocional que subyace al comportamiento.

6. La primera tarea consiste en ayudar al niñ@ en tranquilizarse para que recuperen el control y aprendan a regularse (conectar).

7. Después de conectar, redireccionar con eficacia y hablar con l@s niñ@s acerca de su comportamiento. ¿qué se espera conseguir cuando redirigimos y fijamos límites? Se espera que los menores adquieran percepción de si mism@s, empatía y capacidades para enmendar las situaciones tras haber cometido un error.

En conclusión el enfoque de cerebro pleno o disciplina sin lágrimas reduce a una simple frase el imponer disciplina: conectar y redirigir. “Nuestra primera respuesta debe ser siempre ofrecer conexión tranquilizadora; a continuación podemos redirigir comportamientos. Incluso cuando decimos no al comportamiento de los niñ@s, SIEMPRE hemos de decir SI a sus emociones y a su manera de experimentar las cosas”, pues recordemos que el cerebro de una persona no está desarrollado en su totalidad hasta los 25 años y las 3C que lo componen: cambiante, cambiable y complejo permiten la modificación comportamental.

Fuente: Disciplina sin lágrimas de Daniel Siegel & Tina Payne. Ed. Grupo Zeta

TERAPIAS PSICOLOGICAS DE III GENERACION MINDFULNESS PARA NIÑOS Y ADOLESCENTES PARTE II

 

Realizado por: Ibonn Andrea Cheque – Psicoorientadora Escolar Sede Campestre

Continuando con mindfulness según el objeto donde se dirige la atención tendremos ejercicios centrados en: la respiración, en las sensaciones físicas, en cada uno de los cinco sentidos (vista, oído, gusto, olfato, tacto), en las sensaciones internas corporales  (sexto sentido), en la actividad mental (pensamientos, imágenes mentales, emociones), en las relaciones (con nosotros mismos, con otros, con todo el planeta). Algunos ejemplos son:

  1.  Ejercicio de respiración consciente. Toma asiento. Adopta una postura erguida (con la espalda recta) para evitar sucumbir al sueño. Explora tus sensaciones corporales (el tacto del respaldo del asiento, la sensación de los pies en contacto con el suelo…). Respira con normalidad y centra tu atención en cada uno de los movimientos de tu cuerpo al respirar, especialmente en el pecho y en el abdomen.
  2.  Mirada fija en la llama de una vela. En postura de meditación, reposar la mirada tranquilamente sobre la llama de una vela, colocada a una distancia de un brazo y a la altura de los ojos. La mirada ha de ser calmada y distendida, se trata de reposar la mente en la llama de la vela. Cada vez que la mente se disperse en la corriente de pensamientos y emociones, se redirige la atención a la llama de la vela. Mantener el gesto de la cara distendido, los párpados abiertos y los ojos relajados. No parpadear hasta que los ojos se empiecen a incomodar; cuando esto suceda, se cerrarán los ojos y se descansará todo el tiempo necesario, manteniendo el foco de la atención en la “espacio mental”, ese espacio oscuro que se puede ver cuando los ojos están cerrados. Cuando se comience a generar mucha dispersión mental, abrir los ojos y continuar dirigiendo la atención a la llama de la vela.
  3.  Escuchar música con atención consciente. Focaliza tu atención en el sonido y vibración de cada nota, en las emociones que está suscitando en ti y en las sensaciones que suceden en el mismo instante que la escuchas.
  4.  Práctica del mindfulness centrado en las sensaciones físicas. Consta de cinco pasos:
    1.  Identificar la sensación física y la parte del cuerpo donde más intensa es.
    2. Reconocer los pensamientos que la acompañan.
    3. Aceptación radical de la sensación (“Es una sensación que tengo ahora mismo”).
    4. Respiración centrada en la sensación (“Al inhalar cojo aire llevándolo a esa parte del cuerpo donde es más intensa la sensación, al exhalar dejo salir el aire de esa parte del cuerpo donde es más intensa la sensación”).
    5. Decidir si puedo tolerar la sensación y voy a aplicar cualquiera de las técnicas de cambio que conozco (¿Puedo hacer algo para cambiar las cosas?).

Ejercicio de escritura para tomar consciencia de los pensamientos. Simplemente sentarte, coger una hoja de papel y escribir durante cinco minutos sin censura todos los pensamientos que pasan por tu mente.

 

FUENTE: Ruiz Lázaro PJ. Mindfulness en niños y adolescentes. En: AEPap (ed.). Curso de Actualización Pediatría 2016. Madrid: Lúa Ediciones 3.0; 2016. p. 487-501.

Premiación de ASOCASNYC por rendimiento académico.

A través de una jornada recreativa la Asociación de Padres de Familia del Colegio Gimnasio Castillo Sede Norte y Sede Campestre (ASoCASNYC) premió a los estudiantes de 3C y 8A por su excelente rendimiento Académico durante el primer semestre. Esta actividad se realizo el viernes 26 de Agosto en las instalaciones de la Sede Campestre. Los estudiantes fueron premiados con una medalla conmemorativa, actividades recreativas y un refrigerio especial.

5 consejos que te harán ser un mejor padre para tus hijos

Tomado de: Pildorasdefe.net

Uno de los mayores regalos que puede darle a sus hijos es que ellos vean la seguridad viene del amor de su mamá y de su papá.

Cuando nuestro primer hijo nació el 23 de abril de 2005, yo caí inmediatamente enamorado de este pequeño paquete precioso y lleno de alegría. Desde el principio, yo habría saltado delante de un camión sólo para protegerlo, pero a pesar de que tenía un montón de amor y buenas intenciones, yo no tenía ni la menor idea de cómo hacerlo bien.

No tenía ni idea de lo que significaba ser un buen padre. Casi una década y dos hijos más tarde, Ashley y yo todavía estamos haciendo todo lo posible para averiguar todo sobre la crianza. Desesperadamente queremos hacerlo bien, porque entendemos que criar a estos tres chicos es una de las responsabilidades más sagradas que Dios nos ha dado.

Aunque todavía tenemos mucho que aprender, nosotros hemos aprendido algunas grandes lecciones en el camino, las cuales nos han ayudado mucho en gran medida, de manera que, de un padre a otro, quiero decírselos a usted con la esperanza de que los aliente a ellos de la misma manera en que nosotros lo hemos hecho con los nuestros.

A continuación, cinco lecciones que han alterado para siempre nuestra forma de crianza de los hijos:

“Inicia al niño en el camino que debe seguir, y ni siquiera en su vejez se apartará de él”. (Proverbios 22, 6)

  1. Tus niños pueden hacer menos con casi cualquier cosa si eso significa tener más de ti. 

No puedo recordar quien fue el que compartió este principio conmigo, pero me ha ayudado a mantener mis prioridades en su lugar. Mientras es mi responsabilidad el ser el proveedor de mi familia, y llevar ese deber muy en serio, también entiendo que mi presencia física en sus vidas es más importante que darles el último sistema de videojuegos.

2. No utilices el enojo para conseguir alguna acción de sus hijos; utiliza la acción para conseguir alguna acción de sus hijos.

El Dr. James Dobson de “Enfocado en la familia” enseñó esta lección. Esto me desafió a no responder a mis hijos con el enojo y la emoción para conseguir que ellos se comporten. En su lugar, trato (y a menudo aún fracaso) de comunicar con claridad el castigo por mal comportamiento y luego actúo de inmediato de una manera sensata para llevar a cabo la disciplina cuando los niños se portan mal.

3. Tú no tienes por qué ser la influencia más brillante o más bonita en la vida de tus hijos; sólo tienes que ser el más cercano. 

El Predicador Mike Breaux compartió una historia sobre una oportunidad en que estuvo fuera de la ciudad en una noche de verano y se dio cuenta de todas las luces alrededor: La luna, las estrellas, las luces de la ciudad distante, etc.., pero cuando una luciérnaga iluminó justo al lado de su ojo, ese rayo de ese pequeño insecto fue todo lo que pudo ver. Él dijo entonces que tenemos que ser de esa misma manera con nuestros hijos. Ser la luz más cercana y ellos siempre se darán cuenta de nuestra presencia e influencia.

4.Las normas no significan nada sin relaciones.

Una pareja, a la que admiramos enormemente y quienes han estado casado durante 50 años y criaron cuatro hijos exitosos, comparten este sencillo principio con nosotros. Ellos dijeron que sus hijos no se preocupaban por sus reglas hasta que ellos tuvieron la certeza de que esas reglas estaban motivadas por el amor.

5. No trates de hacerlo solo.

Mientras que el padre es el responsable final y el que dará cuenta por sus hijos, los padres no deben sentir como si van por su cuenta. Construyendo relaciones sanas en su comunidad, con buenos amigos y con consejeros de confianza que puedan invertir tiempo de calidad en usted y sus hijos. Su familia será más saludable y más fuerte a causa de esas relaciones.

No ponga su matrimonio en espera por el bien de sus hijos. Uno de los mayores regalos que puede darle a sus hijos es que ellos noten la seguridad que viene de ver a su mamá y a su papá en una relación amorosa, comprometida con los demás. Ame bien a su esposo/a porque sus hijos están observando y les está enseñando lo que es el amor y el matrimonio.

Es momento de estimular la creatividad

Con la era tecnológica y el temprano acercamiento que tienen los niños a los aparatos electrónicos como la tablet, los celulares y los vídeos educativos en youtube, los niños al tener todo a la mano están en riesgo de perder o minimizar su proceso creativo. Es por esto que si se quiere que los niños en un futuro sean seres autónomos, capaces de pensar por ellos mismos y que usen y apliquen su imaginación a las distintas actividades que realicen a lo largo de su vida.

Estas diez recomendaciones pueden ayudar a estimular la creatividad en los niños.

  1. Dejarlos jugar: Parece ser lo más obvio, pero muchas veces los niños estan límitados en el juego por los famosos: No ensucies, no rayes, no cojas eso, no desordenes, no te hagas daño, No… por lo cual es importante dejar que ellos usen su creatividad, jugando sin tantas limitaciones, que puedan cantar, crear situaciones, inventar canciones, que sean ellos mismos sin límite alguno.
  2. Darles tiempo para juego: A veces es tan importante organizar el día que los niños se pierden entre clases, ballet, natación, sin oportunidad de un tiempo para el juego, es importante que ellos reserven un espacio de su día para jugar, por el bien de su desarrollo como personas.
  3.  Escuchar con atención lo que tienen por decir, sin burlarse o reírse de sus ideas:  Ya sea un dibujo, una canción , una historia, la forma como baila o canta, aunque puedan parecer fuera de lo común o graciosas, es necesario que el niñ@ sienta que lo que él ha hecho tiene un valor y que así se le percibe. Ciertos comentarios o actitudes involuntarias pueden generar que se límite la creatividad y que en futuras ocasiones se cohíba de hacerlo.
  4. Educarlos para que ellos respeten lo que hacen los demás: enseñarles que cuando alguien hace algo nuevo merece una felicitación por atreverse a hacerlo  y no hay que reírse de ello.
  5. No dirigir sus juegos:  Ellos deben ser quienes dirijan, quienes decidan que hacer y cómo hacerlo, es importante no interrumpirlos si están contando alguna historia, bailando o cantando una canción. solo se debe intervenir cuando ellos pidan ayuda y encaminarlos para que ellos tomen sus propias decisiones
  6. Facilitarles ideas y materiales para que puedan hacer sus cosas: No es necesario comprar una gran cantidad de cosas, se pueden usar cosas que ya se tienen en casa: reutilizar envases, cajas de cartón, rollos de papel higiénico, etc.. Permitirán hacer un montón de manualidades sin tener que comprar muchas cosas. También es bueno tener en casa pinturas, colores, acuarelas, elementos para disfrazarse, instrumentos musicales, cuentos, música, etc.
  7. Ayudarles a desarrollar el pensamiento crítico: que se cuestionen las cosas, hasta lo más obvio, dejarles preguntar y buscar respuestas a sus preguntas para que sean ellos mismos quienes encuentren las soluciones.
  8. Plantearles retos y metas alcanzables, pero que al igual sean difíciles para que se sientan satisfechos con la recompensa y el esfuerzo realizado: cuando un niño se motiva y la pasa bien es cuando más se esforzará por superarse a sí mismo. intentar aportarle este tipo de situaciones lo ayudara en su desarrollo.
  9. Proporcionarle nuevas experiencias: Como las excursiones, el contacto con la naturaleza y  distintas actividades (montar a caballo, nadar, caminar, etc).
  10. Limitar el tiempo del pc y la televisión: Estos promueven una actitud pasiva que , en exceso, no ayudan a estimular la imaginción y la exploración.

Fuente: www.desarrollodeltalento.com