CON TODO CARIÑO UNOS TIPS PARA NUESTR@S TUTORES DE NIÑ@S

Tu eres una persona importante en la vida de nuestr@ estudiante, con tu comportamiento estas ayudando a determinar quienes son en el presente y quienes llegaran a ser en el futuro, mediante el moldeo de su corazón y su carácter. Como compartimos el privilegio y la responsabilidad de enseñarles a tomar buenas decisiones y a ser SERES amables, de éxito a continuación relacionamos algunas pautas, con la esperanza que podamos trabajar en equipo para dar a nuestr@s niñ@s una historia de aprendizaje efectiva y coherente en lo concerniente a imponer disciplina entendiendo la misma cono la enseñanza y adquisición de destrezas desde una postura de amor, respeto y conexión emocional con l@s niñ@s.

1. Querer a los niñ@s y proporcionarles lo que necesitan incluye establecer LIMITES claros, coherentes y mantener en ellos expectativas elevadas, lo cual les ayudara a alcanzar el éxito en las relaciones y otras áreas de su vida.

2. La disciplina efectiva depende de una relación afectuosa y respetuosa entre el adulto y el niñ@. La disciplina debe transmitir seguridad y cariño a todos los implicados. La disciplina nunca debe manejar amenazas, humillaciones, provocar daño físico, asustar o hacer que los niñ@s sientan que el adulto es un enemigo.

3. Utilizar momentos disciplinarios para crear destrezas con las que los niñ@s puedan desenvolverse mejor ahora y tomar mejores decisiones en el futuro. En vez de castigar, se alienta la cooperación de los menores, ayudándoles a pensar en sus acciones.

4. Fijar LÍMITES mediante una conversación que ayude a desarrollar consciencia y destrezas que culminen en un mejor comportamiento.

5. Cuando l@s niñ@s están alterados o tienen una pataleta suele deberse a que no manejan bien sus emociones y a que aún no cuentan con las destrezas suficientes y necesarias para tomar buenas decisiones. Así pues es sumamente importante fijarse en la experiencia emocional que subyace al comportamiento.

6. La primera tarea consiste en ayudar al niñ@ en tranquilizarse para que recuperen el control y aprendan a regularse (conectar).

7. Después de conectar, redireccionar con eficacia y hablar con l@s niñ@s acerca de su comportamiento. ¿qué se espera conseguir cuando redirigimos y fijamos límites? Se espera que los menores adquieran percepción de si mism@s, empatía y capacidades para enmendar las situaciones tras haber cometido un error.

En conclusión el enfoque de cerebro pleno o disciplina sin lágrimas reduce a una simple frase el imponer disciplina: conectar y redirigir. “Nuestra primera respuesta debe ser siempre ofrecer conexión tranquilizadora; a continuación podemos redirigir comportamientos. Incluso cuando decimos no al comportamiento de los niñ@s, SIEMPRE hemos de decir SI a sus emociones y a su manera de experimentar las cosas”, pues recordemos que el cerebro de una persona no está desarrollado en su totalidad hasta los 25 años y las 3C que lo componen: cambiante, cambiable y complejo permiten la modificación comportamental.

Fuente: Disciplina sin lágrimas de Daniel Siegel & Tina Payne. Ed. Grupo Zeta

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s