CONSEJOS PARA LA CRIANZA

•    Dado que el desarrollo del rol sexual está basado en los años en que el niño comienza a caminar, es importante que tenga modelos de roles apropiados de ambos sexos. Los progenitores solteros deben asegurarse de que el niño tenga la oportunidad de compartir momentos con un familiar o amigo del sexo opuesto al padre (o la madre). Es importante que los padres que están divorciados no critiquen al otro progenitor. Cuando un niño exhiba un juego sexual o la exploración con sus compañeros, reoriente el juego y dígale al niño que es inapropiado, pero no lo avergüence por esta curiosidad natural.
•    Dado que las habilidades de lenguaje se desarrollan rápidamente en el niño en edad preescolar, es importante que los padres le lean y que hablen con él frecuentemente durante el día.
•    La disciplina debe darle al niño en edad preescolar la oportunidad para hacer elecciones y enfrentar nuevos retos, manteniendo límites claros. La estructura es importante para un niño de esta edad. Tener una rutina diaria, que incluya deberes o tareas acordes con su edad, puede ayudar a que el niño se sienta como una parte importante de la familia y mejora la autoestima. El niño puede necesitar recordatorios y supervisión para el cumplimiento de sus tareas. Reconozca y agradezca cuando el niño se comporte bien o realice una tarea correctamente o sin recordatorios adicionales. Tómese el tiempo para resaltar y recompensar los buenos comportamientos.
•    A partir de los 4 ó 5 años de edad, muchos niños dan respuestas insolentes o impertinentes. Aborde tales comportamientos sin reaccionar ante las palabras o actitudes. Si el niño siente que dichas palabras le dan poder sobre el padre (o madre), el comportamiento continuará. A menudo es difícil para los padres permanecer calmados mientras tratan de abordar este comportamiento.
Anuncios

Es momento de estimular la creatividad

Con la era tecnológica y el temprano acercamiento que tienen los niños a los aparatos electrónicos como la tablet, los celulares y los vídeos educativos en youtube, los niños al tener todo a la mano están en riesgo de perder o minimizar su proceso creativo. Es por esto que si se quiere que los niños en un futuro sean seres autónomos, capaces de pensar por ellos mismos y que usen y apliquen su imaginación a las distintas actividades que realicen a lo largo de su vida.

Estas diez recomendaciones pueden ayudar a estimular la creatividad en los niños.

  1. Dejarlos jugar: Parece ser lo más obvio, pero muchas veces los niños estan límitados en el juego por los famosos: No ensucies, no rayes, no cojas eso, no desordenes, no te hagas daño, No… por lo cual es importante dejar que ellos usen su creatividad, jugando sin tantas limitaciones, que puedan cantar, crear situaciones, inventar canciones, que sean ellos mismos sin límite alguno.
  2. Darles tiempo para juego: A veces es tan importante organizar el día que los niños se pierden entre clases, ballet, natación, sin oportunidad de un tiempo para el juego, es importante que ellos reserven un espacio de su día para jugar, por el bien de su desarrollo como personas.
  3.  Escuchar con atención lo que tienen por decir, sin burlarse o reírse de sus ideas:  Ya sea un dibujo, una canción , una historia, la forma como baila o canta, aunque puedan parecer fuera de lo común o graciosas, es necesario que el niñ@ sienta que lo que él ha hecho tiene un valor y que así se le percibe. Ciertos comentarios o actitudes involuntarias pueden generar que se límite la creatividad y que en futuras ocasiones se cohíba de hacerlo.
  4. Educarlos para que ellos respeten lo que hacen los demás: enseñarles que cuando alguien hace algo nuevo merece una felicitación por atreverse a hacerlo  y no hay que reírse de ello.
  5. No dirigir sus juegos:  Ellos deben ser quienes dirijan, quienes decidan que hacer y cómo hacerlo, es importante no interrumpirlos si están contando alguna historia, bailando o cantando una canción. solo se debe intervenir cuando ellos pidan ayuda y encaminarlos para que ellos tomen sus propias decisiones
  6. Facilitarles ideas y materiales para que puedan hacer sus cosas: No es necesario comprar una gran cantidad de cosas, se pueden usar cosas que ya se tienen en casa: reutilizar envases, cajas de cartón, rollos de papel higiénico, etc.. Permitirán hacer un montón de manualidades sin tener que comprar muchas cosas. También es bueno tener en casa pinturas, colores, acuarelas, elementos para disfrazarse, instrumentos musicales, cuentos, música, etc.
  7. Ayudarles a desarrollar el pensamiento crítico: que se cuestionen las cosas, hasta lo más obvio, dejarles preguntar y buscar respuestas a sus preguntas para que sean ellos mismos quienes encuentren las soluciones.
  8. Plantearles retos y metas alcanzables, pero que al igual sean difíciles para que se sientan satisfechos con la recompensa y el esfuerzo realizado: cuando un niño se motiva y la pasa bien es cuando más se esforzará por superarse a sí mismo. intentar aportarle este tipo de situaciones lo ayudara en su desarrollo.
  9. Proporcionarle nuevas experiencias: Como las excursiones, el contacto con la naturaleza y  distintas actividades (montar a caballo, nadar, caminar, etc).
  10. Limitar el tiempo del pc y la televisión: Estos promueven una actitud pasiva que , en exceso, no ayudan a estimular la imaginción y la exploración.

Fuente: www.desarrollodeltalento.com

Ley de Convivencia Escolar

Desde el viernes 15 de marzo la convivencia escolar, los derechos humanos y la formación ciudadana cuentan con la ley por la cual se crea el ‘Sistema Nacional de Convivencia Escolar y Formación para el Ejercicio de los Derechos Humanos, Sexuales y Reproductivos y la Prevención y Mitigación de la Violencia Escolar’, al ser sancionada por el presidente de la República, Juan Manuel Santos.
Esta ley crea una ruta de atención en casos de violencia y un sistema nacional único de información para reportar estos casos de violencia y de embarazo en adolescentes, y da la posibilidad de brindar incentivos a quienes cumplan las exigencias y expectativas de la convivencia, así como imponer sanciones a quienes no lo hagan.
Con esta ley, el Gobierno Nacional crea mecanismos de prevención, protección, detección temprana y de denuncia ante las autoridades competentes, de todas aquellas conductas que atenten contra la convivencia escolar, la ciudadanía y el ejercicio de los derechos humanos, sexuales y reproductivos de los estudiantes dentro y fuera de la escuela.
La ley indica además la ruta para fortalecer las estrategias para prevenir la deserción escolar, la cual es causada en buena medida por la violencia escolar y el embarazo en adolescencia. Precisamente, en éste último aspecto, Colombia es hoy uno de los países de América Latina con más altos índices de embarazo en adolescentes, con un 19,1% de estas jóvenes entre 14 y 19 años; la mitad de ellas abandonan la escuela para dedicarse a la maternidad.
Tomado la página oficial del Ministerio de Educación Nacional de Colombia
CONOZCA LA RUTA DE ATENCIÓN INTEGRAL PARA LA CONVIVENCIA ESCOLAR:
Captura de pantalla 2016-07-27 a las 10.31.24 a.m.

Fortaleza y Equilibrio emocional en nuestros niños

Tomado de: Las cebras salen

Cuando hace años se crearon las escuelas, uno de los objetivos era enseñar a los niños a leer y a escribir. Era una tarea que no se podía confiar exclusivamente a las familias, porque algunos padres no sabían leer ni escribir; o no disponían de tiempo porque tenían que trabajar.

Hoy en día es evidente que tenemos que saber LEER LA VIDA, LEER LAS PERSONAS, LEER LAS EMOCIONES, y escribir nuestro propio destino. Y este aprendizaje no se puede relegar solo al ámbito familiar, porque hay padres que no saben, o padres que no lo valoran ni lo consideran importante. Es por eso que hace falta la voluntad de incluir sistemáticamente el trabajo de la fortaleza emocional, de las EMOCIONES, en el colegio. Decir que, en algunos centros educativos, ya se hace.  Y eso es algo FANTÁSTICO.

Los padres, desde casa, podemos hacer mucho trabajando algunos aspectos para potenciar estas habilidades en nuestros hijos. El psicólogo Tomás Navarro nos da pautas muy interesantes en el programa A punto con La 2.

Podemos enseñarles a LEER LAS EMOCIONES propias y ajenas:

Nos pone como ejemplo la foto de una novia en el día de su boda, que está llorando emocionada, de felicidad. Un niño pequeño, que está en esa boda con sus padres, pregunta: “¿Por qué llora la novia?”, y la respuesta que recibe de su padre es: “No le pasa nada”.

¿Qué es lo que ese pequeño acaba de aprender? Pues que por llorar, no pasa nada. El día de mañana alguien puede abusar de un niño: haciéndole bullying, maltratándole, dándole una patada,… el niño maltratado llora, y no pasa nada. No ocurre nada por llorar.

Si incorporamos a nuestro día a día el enseñar a nuestros hijos el que puedan leer las emociones reales, serán adultos que podrán expresar sus emociones de manera constructiva: yo puedo estar enfadado, pero no tengo porque traspasarte a ti mi enfado; puedo darme cuenta de que estoy enfadado, gestionarlo y relacionarnos de una manera más sana. Todo esto se consigue a partir de saber leer las emociones propias y ajenas.

Podemos enseñarles la capacidad para AMAR, AMARSE y SER AMADOS:

Enseñarles a que se amen, a que amen y a que se dejen amar.

Cuantos problemas se habrían ahorrado si nos hubiesen enseñado que amar (el amor de pareja, el amor romántico) no es lo mismo que depender o que admirar.

Cuántas parejas tienen problemas porque una parte admira a la otra. Llega un momento en que esta magia se rompe. Acaba esta admiración por haber ganado en seguridad, o porque la otra parte se ha caído del pedestal, y en ese momento llega el desastre. La realidad es que esta pareja en ningún momento se ha querido. Uno protegía y el otro admiraba. Esto NO ES UNA RELACIÓN DE AMOR, es una relación de dependencia.

Por otro lado está la AUTOESTIMA: amarse a uno mismo. Un niño que se ama, que es capaz, que tiene seguridad, que puede afrontar diferentes retos,…  ¿Dónde lo aprendemos? ¿Quién nos lo enseña?

Podemos enseñarles a PERSEVERAR ante la ADVERSIDAD:

A los niños no se les puede llevar siempre en una burbuja. En la vida hay adversidades, vamos a encontrar dificultades y tenemos que poder perseverar en ellas y hacerles frente. Si las entrenamos podremos gestionarlas.

Podemos enseñarles HABILIDADES DE AFRONTAMIENTO:

Son habilidades que nos permiten ganar en valor y en seguridad, que nos ayudan a esforzarnos para hacer las cosas mejor. Sin esfuerzo no se consiguen grandes cosas, se consiguen cosas mediocres. Es importante trabajar el esfuerzo y no rendirnos de inmediato ante un reto porque lo encontremos difícil.

Podemos enseñarles la capacidad para AUTOMOTIVARSE:

Nuestros hijos no siempre van a encontrar a alguien que les diga: “qué guapo que eres”, “que listo”, “que bien juegas a fútbol”,… Han de ser ellos capaces de automotivarse, porque del exterior normalmente viene lo contrario: desmotivación, palos en las ruedas,… Si una persona es capaz de automotivarse tendrá mejores logros a lo largo de su vida.

Continúa leyendo en: http://lascebrassalen.com/ninos-con-fortaleza-emocional/

¿Por qué los castigos a niños no sirven para nada?

Por: GEMA LENDOIRO @ABC_familia

Entrevista con Olga Carmona, psicóloga clínica experta en Psicopatología Infantojuvenil y en Neuropsicología de la Educación, así como en atención psicoeducativa en niños con altas capacidades

Hace 50 años se castigaba mirando contra la pared, con orejas de burro o incluso sosteniendo libros en cada brazo. De un tiempo a esta parte la moda es obligar al niño a sentarse a pensar. ¿Ha cambiado mucho el cuento?

En la filosofía de base no, en la forma afortunadamente sí. Nuestra sociedad evoluciona hacia leyes más civilizadas, democráticas y respetuosas con los derechos humanos y hoy por hoy, muchas formas de castigo que se usaban antes serían constitutivas de delito. Sin embargo, las sociedades cambian antes sus leyes que sus mentalidades. Hacen falta varias generaciones para erradicar una forma de pensamiento. Hoy se utilizan formas de castigo menos aversivas pero cuya base de que el castigo es educativo, que el adulto es superior, que el castigo transmite autoridad, que la disciplina sólo puede conseguirse a través de éste y que si no sometemos convenientemente a los niños, serán sujetos desadaptados y peligrosos. Creencias que dibujan el perfil de una sociedad profundamente adultocentrista, que lleva siglos instalada en el paradigma del premio y el castigo como únicos vehículos de aprendizaje y cambio.

¿Qué le parece la silla o el rincón de pensar?

Es una técnica punitiva, se trata de una expulsión o aislamiento del niño sin dotarle de ningún tipo de herramienta para que aprenda a gestionar el conflicto. Un niño no sabe pensar si no es guiado y acompañado con un adulto y desde luego, nadie puede pensar inundado de ira o de frustración. Es un castigo maquillado que no aporta absolutamente nada. Aislar e ignorar física y afectivamente a un niño no educa. Por el contrario, contenerle, ayudarle a calmarse (respiración, frasco de la calma, un cojín preferido, un abrazo si se deja, un cuantas carreras…), para después guiarle hacia una reflexión sobre lo ocurrido y tratar conjuntamente de encontrar una mejor manera de hacer las cosas, sí educa. Porque no se trata sólo de decirle lo que no es correcto, sino de mostrarle caminos alternativos al mal comportamiento. Incluso pueden utilizarse recursos como teatralizar la situación con las nuevas estrategias para que “ensaye” su puesta en marcha, o darle al botón imaginario del retroceso para tener la oportunidad de esta vez, hacerlo bien. Ellos necesitan saber cómo y es nuestra responsabilidad ayudarles. No expulsarles.

Hacerlo como usted indica, ¿qué aporta en ese niño?

Conseguir personas empáticas, respetuosas y capaces de gestionar los conflictos, a no ser personas sumisas y resentidas incapaces de conectarse con sus propias emociones y mucho menos con las de los otros. Uno no puede dar lo que no tiene y no puede ofrecer lo que no sabe.

Deme argumentos para no castigar a un niño de infantil y/o primaria

El primero y más esencial de todos es por razones éticas universales: cuando castigamos a un niño pequeño atentamos contra su dignidad como persona. Los castigos, sean de la índole que sean, tienen un componente de sometimiento y humillación. Se impone por la fuerza la voluntad de un ser humano sobre otro, que es, además, más débil.

Pero es que, además está suficientemente demostrado que el castigo no modifica la conducta a largo plazo, no educa, deteriora el vínculo entre el niño y el adulto, genera resentimiento, conductas evitativas, y violencia. Fragiliza una autoestima en construcción, genera ansiedad y miedo, y perpetúa el modelo anacrónico, simplista e ineficaz de educación que ya no defenderían ni los conductistas más radicales. Se trata de un modelo aprendizaje que corresponde al siglo pasado y experimentado inicialmente con animales, para generalizarlo después al comportamiento humano.

Muchos lo defienden porque así el niño deja de hacer aquello por lo que se le castiga…

Pero no porque realmente haya interiorizado las razones por las cuales no debe hacerlo, sino por miedo y por evitar el castigo. Luego el castigo no produce un aprendizaje de los valores que pretendemos inculcar. Es una enorme paradoja, porque cuando se les pregunta a los padres qué quieren para sus hijos, la mayoría responde que sean buenas personas y que sean felices.

Y castigando, ¿no se consigue?

Queremos educar personas con criterio, con valores, empáticas y respetuosas, capaces de defender su espacio sin invadir el de los otros. Esto sólo se consigue cuando la motivación es intrínseca, es decir, cuando hacemos las cosas porque creemos que deben ser hechas, no porque temamos las consecuencias externas. Se trata de construir cimientos sólidos desde dentro, no convertir a nuestros hijos en marionetas manejadas por la aprobación o desaprobación del entorno.

Un niño de 3 años no quiere dormir la siesta en el colegio y por ello molesta a los demás. ¿Sugiere castigo ejemplar o llevárselo a otra parte?

Sugiero revisar la competencia académica y profesional de una profesora que castiga a un niño de 3 años, haga lo que haga. Si no encuentra más alternativas que el castigo, entonces probablemente no merece ocupar semejante responsabilidad. Sugiero respetar la decisión del niño de no dormir y ofrecerle opciones de acuerdo a su edad que equilibren el descanso de los otros y su no necesidad de hacerlo. Lo que desde luego no es admisible es que el niño se convierta en el chivo expiatorio de la incompetencia de algunos profesores y de un sistema que premia el comportamiento de la mayoría y castiga a los que no quieren o no pueden engrosar la media estadística. Estamos educando, no adiestrando.

¿Sirve de algo castigar? ¿Aunque ese algo sea negativo?

Para deteriorar la relación entre el adulto y el niño, para aprender a someterse a alguien con más poder, para introyectar que el error es malo, para conectarles con el resentimiento, para no gestionar las verdaderas razones por las que se han comportado mal y para empezar a normalizar la violencia y las relaciones de poder como la manera natural de relacionarse.

Persiste el pensamiento colectivo que asegura que si no hay disciplina estamos convirtiendo a los niños en unos tiranos. ¿Es eso cierto?

El camino más rápido para convertir a un niño en tirano es sometiéndole y humillándole. La historia es contundente ilustrándonos con montones de ejemplos de niños que fueron educados de forma rígida y punitiva. Hitler es uno de ellos.

No castigar a un niño no significa no educarlo. Hablamos de educar desde una óptica que respeta su dignidad, pero que pone límites. Autoritarismo no es lo mismo que autoridad. El autoritarismo es abuso de poder mientras que la autoridad se gana, desde la integridad y la coherencia.

Ahora bien, si convenimos en que disciplina es que un niño obedezca a lo que se le ordena, que haga todo aquello que esperamos de él, que no cometa errores, que nunca se comporte mal, que cumpla en definitiva con las expectativas que los adultos le hemos puesto en la espalda y en el alma, entonces hablamos de sumisión y de despersonalización, no de adaptación.

¿Por qué los niños de infantil siempre tienen ganas de aprender y según van cumpliendo años hasta llegar a secundaria se van cayendo en el interés llegando al fracaso escolar?

El niño es un ser inteligente y curioso con una tendencia innata a experimentar y a tratar de comprender lo que le rodea, gracias a eso hemos sobrevivido como especie. La escuela actual es un producto decimonónico, escasamente revisado, anclado en un pensamiento encorsetado y fijo que prioriza el resultado antes que el proceso, que penaliza la creatividad y el error y que no respeta la individualidad y modo de aprendizaje de cada niño.

La escuela de hoy (con escasas y benditas excepciones) consiste en una repetición absurda de datos, la mayoría de poca o ninguna utilidad práctica que encorseta a todos los niños como si fueran iguales, que penaliza el error y que castra o ignora la creatividad vivenciándola como molesta o excéntrica. Cuando los niños, especialmente los más inteligentes, lo perciben, se desmotivan. Y lo que es peor, pierden el interés por aprender, lo que a mi modo de ver y entender la infancia, es una castración en toda regla.

¿Alguna sugerencia para sobrellevar al niño díscolo de la clase?

La única manera es a través del vínculo, ofreciéndole formar parte de los acuerdos, dándole responsabilidad y dejándole que experimente las consecuencias de un mal comportamiento, que no es lo mismo que un castigo.

¿El conductismo es el rey? ¿Por qué?

Porque es efectista, es decir, produce resultados inmediatos y eso nos tranquiliza mucho. Pero se queda en la superficie puesto que es un modelo que procede el aprendizaje animal y no contempla elementos cognitivos ni emocionales que son, en definitiva, lo que somos.

¿Cómo es el aula de infantil perfecta?

Sería el hogar de cada niño con un adulto de referencia con atención exclusiva. Como eso es difícil, lo mejor sería una que tuviera pocos o muy pocos niños, lo menos directiva posible, que permitiera la experimentación y la creatividad sin juicios, que tuviera al frente a los profesionales más y mejor preparados con conciencia plena de tener en sus manos la etapa más crítica del desarrollo de un ser humano, que favoreciera la educación emocional y la autoestima en lugar de los contenidos académicos, que utilizara el juego y solo el juego para transmitir el gusto por aprender, que incorporase el error como parte esencial de cualquier aprendizaje, que respetase los ritmos evolutivos de cada niño sin forzar etapas, y desde luego, sin sillas de pensar, sino con rincones de la tranquilidad y espacios para la negociación y el acuerdo. Y esto que acabo de describir existe, no es utopía. Se trata de querer y de entender la educación cambiando el paradigma hacia otro donde el niño es el protagonista pleno en derechos y dignidad, y el material humano más delicado y precioso con el que cuenta una sociedad. Cualquier posibilidad de cambio hacia sociedades menos violentas y más empáticas pasan por un cambio en la manera de educar. Nos jugamos todo en la infancia.

…Y PARA ESTAS VACACIONES….JUEGOS RECOMENDADOS….

Realizado por: Ana Moreno Parra – Psicoorientadora Sede Campestre

Para los niños es fundamental el ejercicio, por un lado hace parte de la diversión y

ocio y por otro es necesario para salud física como mental. Los padres también

pueden beneficiarse de los juegos puesto que comparten con sus hijos y también

hacen ejercicio.

Algunos juegos que pueden compartir en familia son:

“El juego de las traes”: Que se puede jugar de la siguiente manera: Juega un

juego de "las traes" inverso al seleccionar un jugador para ser "eso". Todos los

demás jugadores deben perseguir a "eso" y tratar de marcarlo. Si un jugador

marca a "eso", se convierte en el nuevo "eso" y todo el mundo empieza a tratar de

marcarlo. Sigue jugando hasta que todos hayan tenido su turno. Juega un juego

de "la traes" congelado, seleccionando un jugador "eso". Cuando "eso" marca a un

jugador, ese jugador debe congelarse hasta que otro jugador se arrastra debajo de

sus piernas para descongelarlo. El juego termina cuando "eso" tiene todos los

jugadores congelados.

“Carreras de relevos”: Forma dos equipos iguales y dale a cada equipo una bola de

espuma tamaño softball. Haz que cada equipo forme una línea. Cuando digas

"carrera", el primer jugador de la fila debe colocarse la pelota entre el cuello y la

barbilla para pasarla al siguiente jugador de la fila. Cada jugador debe pasar la

pelota por la línea usando sólo el cuello y la barbilla. El primer equipo en terminar

el los relevos gana la carrera. Si un jugador deja caer la pelota, ésta vuelve al

inicio de la línea. Para un mayor desafío, pela una naranja y congélala durante la

noche. Pide a los niños pasar la naranja en vez de la pelota.

Recuerden papás estas son sugerencias para compartir con sus hijos en estas

vacaciones, para ellos es fundamental el compartir con la familia y salir algunos

días de la rutina de lo académico, adicionalmente como padres también podremos

tener un rato agradable, dejando a un lado las preocupaciones del trabajo o de la

casa.

La autoestima de los niños

Por: María de Jesús Madrazo Cuéllar

Considero que la autoestima es un tema que cada día ha ido cobrando mayor interés en nuestro mundo actual. La gente ha incluido la palabra dentro de su vocabulario y en diferentes conversaciones cotidianas se llega a tocar el tema ya mencionado, es por esto que deseo compartir con ustedes algunos puntos sobre dicho tópico para descubrir su dimensión psicológica.
La autoestima es la función de evaluarse a uno mismo, por lo que implica por un lado un juicio de valor y por otro un afecto que le acompaña. La autoestima positiva está relacionada con afectos positivos como son el gozo, la confianza, el placer, el entusiasmo y el interés. La autoestima negativa conlleva afectos negativos como el dolor, la angustia, la duda, la tristeza, el sentirse vacío, la inercia, la culpa y la vergüenza.
¿De dónde surge la autoestima? Los primeros intercambios de afecto entre el recién nacido y su madre y las formas tempranas de cuidados físicos proveen de un contexto de actividad placentera mutua entre padres e hijos. Se puede considerar un precursor de la autoestima el tener sentimientos corporales agradables, como el sentirse apapachado, acariciado, mirado, así como también afectos de agrado y un vívido interés asociado a estos mutuos intercambios amorosos.

Es por esta razón, por la cual uno puede suponer que los restos (vestigios) de autoestima están íntimamente ligados a través de la vida humana con nuestras evaluaciones de lo atractivo de nuestro cuerpo y nuestra cara. La imagen del cuerpo que emerge estará asociada con sentimientos de aceptación que le darán al niño la posibilidad de sentirse querido y le proveerán de seguridad, le darán además un sentimiento de pertenencia, el cual es esencial para sentirse valorado. Diversas enfermedades que comprometen al cuerpo, entre ellas las malformaciones, amenazan desde temprana edad la autoestima de los niños.
El niño que no siente este valor de sí mismo en los ojos de sus padres temerá su abandono y sentirá en peligro su existencia. En cada estadio del desarrollo los logros alcanzados le darán un sentido positivo de valía de sí mismo que contribuirán no sólo a que el niño se sienta bien sino también a que calme sus miedos. Por lo que el mantenimiento de una autoestima positiva es una tarea fundamental a lo largo del desarrollo.
La autoestima es afectada constantemente por experiencias en el mundo externo que posteriormente son llevadas al mundo interno.
Los psicoanalistas postulamos que debería existir un balance óptimo entre las necesidades de gratificación y las frustraciones realistas en la infancia, para la formación de una estabilidad posterior en la regulación de la autoestima. La frustración óptima provee de un almacén de confianza en sí mismo y una autoestima básica que sostiene a la persona a través de la vida. Las experiencias nocivas y dolorosas colaboran a una autoestima negativa.
Debido a lo anteriormente señalado la protección de la autoestima se vuelve una de las tareas de desarrollo centrales en la infancia para nosotros que trabajamos en pro de la salud emocional en la niñez.
En el transcurso de su desarrollo el niño va teniendo experiencias placenteras y satisfactorias y otras dolorosas y cargadas de ansiedad. El mantenimiento de la autoestima positiva depende de la exitosa integración de las imágenes de sí mismo tanto positivas como negativas, es decir de sentirse bueno en algunos momentos y malo en otros, pero por encima de esto el establecimiento de sentirse valioso que lo va a hacer más o menos impermeable a los errores, las fallas, las frustraciones y a la crítica externa.
En la segunda mitad del segundo año, cuando el niño comienza a ser capaz de tener metas generadas por sí mismo, es decir, de tener inquietudes y deseos de hacer algo por él mismo, demostrar y demostrarse que es capaz de hacerlo, su autoestima derivará de dos fuentes, por un lado de la aprobación de los otros y por otro, de la satisfacción de realizar la actividad, agradable por sí mismo y de manera independiente.
En los años preescolares a través de las fantasías y del juego , los niños buscan vencer y superar las heridas a su autoestima, las cuales derivan de ir conociendo sus limitaciones.
Durante los años escolares los niveles de autoestima se ven afectados aún más por la adquisición de habilidades y de competencia, especialmente en el desempeño escolar, en las relaciones de amistad y en los deportes. Durante estos años la autoestima se ve profundamente afectada por los éxitos y los fracasos en estas tres áreas de la vida del niño. La lectura es una habilidad crucial a obtener en el inicio de los años escolares. La capacidad de leer adecuadamente está íntimamente ligada con la autoestima. “Escuela” es en primera instancia “lectura”, la lectura no sólo es la mayor demanda en el niño en los primeros años, sino el punto de apoyo para el resto de su aprendizaje. La lectura tiene un efecto multiplicador para bien o para mal. Un niño que lee mal, es a sus propios ojos una persona inadecuada, y los niños se sienten malos o tontos y muy frecuentemente también son vistos de la misma manera a los ojos de sus padres, sus maestros y sus amigos. El impacto de la censura de los amigos el no poder tener amigos o ser rechazado por ellos por sus incapacidades los lastima profundamente en su autoestima.
Podríamos decir que los dos retos para la autoestima en los años escolares son: 1( el rendimiento académico y 2) el ser exitoso en las relaciones con los grupos de amigos de la misma edad, ya sea individual o grupalmente. Así como también el ser competente dentro de una actividad deportiva o artística.
Demos a nuestros niños la posibilidad de ser y sentirse bien con ellos mismos y esto contribuirá a que se valoren y valoren lo que hagan, piensen y sientan, sólo valorándose a ellos mismos podrán valorar a los demás y todo esto redundará en un futuro en mejores desempeños laborales y de relación, teniendo además un pasatiempo que les complemente y enriquezca como seres humanos.

La autora es Psicóloga adscrita al Departamento de Psiquiatría y Psicología Infantil.
Recuperado el día 23 sept 2007 de http://www.mipediatra.com/infantil/autoestima.html

CON TODO CARIÑO UNOS TIPS PARA NUESTR@S TUTORES DE NIÑ@S

Tu eres una persona importante en la vida de nuestr@ estudiante, con tu comportamiento estas ayudando a determinar quienes son en el presente y quienes llegaran a ser en el futuro, mediante el moldeo de su corazón y su carácter. Como compartimos el privilegio y la responsabilidad de enseñarles a tomar buenas decisiones y a ser SERES amables, de éxito a continuación relacionamos algunas pautas, con la esperanza que podamos trabajar en equipo para dar a nuestr@s niñ@s una historia de aprendizaje efectiva y coherente en lo concerniente a imponer disciplina entendiendo la misma cono la enseñanza y adquisición de destrezas desde una postura de amor, respeto y conexión emocional con l@s niñ@s.

1. Querer a los niñ@s y proporcionarles lo que necesitan incluye establecer LIMITES claros, coherentes y mantener en ellos expectativas elevadas, lo cual les ayudara a alcanzar el éxito en las relaciones y otras áreas de su vida.

2. La disciplina efectiva depende de una relación afectuosa y respetuosa entre el adulto y el niñ@. La disciplina debe transmitir seguridad y cariño a todos los implicados. La disciplina nunca debe manejar amenazas, humillaciones, provocar daño físico, asustar o hacer que los niñ@s sientan que el adulto es un enemigo.

3. Utilizar momentos disciplinarios para crear destrezas con las que los niñ@s puedan desenvolverse mejor ahora y tomar mejores decisiones en el futuro. En vez de castigar, se alienta la cooperación de los menores, ayudándoles a pensar en sus acciones.

4. Fijar LÍMITES mediante una conversación que ayude a desarrollar consciencia y destrezas que culminen en un mejor comportamiento.

5. Cuando l@s niñ@s están alterados o tienen una pataleta suele deberse a que no manejan bien sus emociones y a que aún no cuentan con las destrezas suficientes y necesarias para tomar buenas decisiones. Así pues es sumamente importante fijarse en la experiencia emocional que subyace al comportamiento.

6. La primera tarea consiste en ayudar al niñ@ en tranquilizarse para que recuperen el control y aprendan a regularse (conectar).

7. Después de conectar, redireccionar con eficacia y hablar con l@s niñ@s acerca de su comportamiento. ¿qué se espera conseguir cuando redirigimos y fijamos límites? Se espera que los menores adquieran percepción de si mism@s, empatía y capacidades para enmendar las situaciones tras haber cometido un error.

En conclusión el enfoque de cerebro pleno o disciplina sin lágrimas reduce a una simple frase el imponer disciplina: conectar y redirigir. “Nuestra primera respuesta debe ser siempre ofrecer conexión tranquilizadora; a continuación podemos redirigir comportamientos. Incluso cuando decimos no al comportamiento de los niñ@s, SIEMPRE hemos de decir SI a sus emociones y a su manera de experimentar las cosas”, pues recordemos que el cerebro de una persona no está desarrollado en su totalidad hasta los 25 años y las 3C que lo componen: cambiante, cambiable y complejo permiten la modificación comportamental.

Fuente: Disciplina sin lágrimas de Daniel Siegel & Tina Payne. Ed. Grupo Zeta

LA MOTRICIDAD EN LOS NIÑOS

Realizado por: Ana Moreno Parra – Psicoorientadora Sede Norte

La motricidad se divide en dos grandes categorías, por un lado, se encuentra la motricidad fina que consiste en la coordinación para ojos y manos y para ojos y pies, la precisión para utilizar las manos y los dedos tomando objetos en especial pequeños o delgados, también esto permite un desarrollo cognitivo en la información sensorial de los niños. Por otro lado, se encuentra la motricidad gruesa que incluye la postura corporal y en la cual se ejercitan los músculos mayores, se hacen movimientos en los brazos y en las piernas y se toma conciencia del cuerpo en general.

Las actividades motrices finas que desarrollan las habilidades son el moldear plastilina, dibujar y pintar formas, cortar con tijeras, jugar con títeres de dedos.

Las actividades motrices gruesas incluyen lanzar y patear la pelota, montar en triciclo o cicla y hacer ejercicios gimnásticos.

A la edad de 3 años, los niños adquieren las habilidades de caminar, correr, saltar, dibujar círculos, están en proceso a vestirse solos, a la edad de 4 años, tienen un mayor control al correr ya pueden hacer giros, logran dibujar personas y detalles en el coloreado, finalmente a la edad de 5 años son capaces de atrapar y tirar la pelota con precisión, vestirse solos, abotonar la ropa y atar los cordones de zapatos.

Recordemos que los niños en su etapa preescolar están aprendiendo a dominar actividades motrices, no obstante, no solo encontramos estas habilidades en el ambiente escolar, sino en la rutina diaria, como por ejemplo cuando come en la mesa, cuando se coloca el uniforme, cuando se cepilla la boca, entre otras; a medida que pasan los años toman más control en estas habilidades lo que le permite en el desarrollo cognitivo, comportamental y social.

[1] Apoyado en http://www.ehowenespanol.com/

Apoyando el proceso de lecto-escritura

Realizado por: Ibonn Andrea Cheque Acosta – Psicoorientadora Sede Campestre

A continuación encontrara algunas pautas a tener en cuenta dentro del salón de clases y en el hogar, con el fin de mejorar el desempeño de nuestr@s pequeñ@s estudiantes en su desarrollo motor fino, grueso y sensoperceptual.

MOTRICIDAD FINA:

Cubo-actividades-juguete.jpg

  • Adecuada postura: Para promover una adecuada postura se debe ejercer un poco de presión hacia abajo sobre la cabeza y hombros del niño cuando éste está en posición sedente (sentado) pidiéndole que no deje doblar la cabeza. También puede realizar ejercicios de carretilla (caminar sobre manos con codos en extensión y otra persona lo toma de los pies). Si se mueve demasiado puede solicitarle que ponga las manos debajo de las piernas mientras Ud. está dando la clase. Es importante los comandos verbales solicitando la adecuada postura. Ejercicios de resistencia, fuerza.
  • Adecuada toma del lápiz: (dedo pulgar e índice en flexión agarrando el lápiz y el dedo medio sirve como apoyo, demás dedos en flexión). Se puede ayudar con un aditamento para el lápiz llamado “mejoraletra”.

Para favorecer el buen desarrollo del agarre del lápiz se recomienda favorecer una buena postura, favorecer el desarrollo del movimiento de los dedos, enseñar a utilizar la mano auxiliar para sostener el papel, enseñar a colocar en forma correcta el papel, favorecer el desarrollo de la pre-escritura, promover el buen agarre del lápiz: a través de la gimnasia del lápiz así: o coger el lápiz de la mesa con la mano con que se escribe y acomodarlo en posición de escribir, sin utilizar la otra mano para ayudarse. o mover la punta de los dedos sobre el lápiz, para acercarlo y alejarlo de la palma de la mano, en forma lineal (caminar sobre el lápiz) o dar vueltas al lápiz en sentido vertical y horizontal (rotar el lápiz) o coger el lápiz primero con la punta de los dedos y después solo con tres dedos.

  • Patrón de recortado: (índice estabiliza las tijeras, pulgar en un ojo y medio en el otro, demás dedos en flexión). Antes de usar tijeras es necesario trabajar actividades de motricidad que se hacen con las dos manos, para desarrollar la fuerza, la coordinación ojo-mano y la destreza.

Son ideales las actividades que incluyan flexión y extensión de los dedos, así como movimiento de aislar unos dedos de los otros como pistolas de agua, muñecos plásticos de apretar, arrugar papel y pegarlos, utilizar pinzas, hacer collares, origami, enrollar, vestir y desvestir muñecos, jugar con dados, masa, colocar claves visuales en la mano es una buena forma de reforzar la correcta posición de los dedos sobre las tijeras, ponga un sello o calcomanía en la uña del pulgar para recordarle al niño que el pulgar va arriba cuando se está recortando, etc.

Esto ayudará al niño a aprender a abrir y cerrar las tijeras. Para favorecer el desarrollo del manejo de las tijeras se recomienda utilizar unas buenas tijeras, enseñar al niño a coger bien las tijeras, cómo funcionan, cómo mover la mano auxiliar para dirigir el papel.

El recortado sigue la siguiente progresión en el niño:

  •  Muestra interés en las tijeras
    • Coge y manipula las tijeras
    •  Abre y cierra las tijeras
    •  Hace cortes pequeños sin dirección
    •  Corta hacia delante
    •  Corta hacia el lado
    •  Corta por una línea recta, curva
    •  Corta figuras geométricas o figuras simples
    • Corta otros materiales.

 

  • Coloreado con direccionalidad, uniformidad y respeto de límites. Para ayudar a tener esto, puede ayudarse colocando el dedo índice como apoyo en el borde de la figura o parte del dibujo que va a colorear para así evitar salirse de la línea, debe pedirle que debe colorear de Colegio Gimnasio Castillo Campestre Nuestro P. E. I. “Rescate de valores realidad de paz” arriba hacia abajo, en un solo sentido y suave (no en círculos) ya que de esta forma favorece la escritura.
  •  Hoja y/o cuaderno en dirección correcta. Los diestros con mínima inclinación hacia la izquierda y los zurdos con mínima inclinación hacia la derecha. Cuando se les dificulta demasiado, se puede poner un poco de cinta pegante en los extremos de las hojas mientras el estudiante se acostumbra. Es importante evitar en lo posible las rotaciones de hoja o cuaderno lo cual realizan para buscar mayor precisión.
  • Utilizar guía visual para mejorar el adecuado manejo de renglón, es decir hacer una línea dividiendo el renglón en dos (cuaderno lineal) para así indicarle que no se salga de esas dos líneas y que realice las letras con proporción y simetría, como también respeto de márgenes.
  • Realizar trazos con direccionalidad (de arriba hacia abajo y de izquierda a derecha), precisión, continuidad y fluidez a través de ejercicios de muestras.
  • Promover disociación de muñeca a través de actividades como rasgado, enrollar lana, hacer collares, etc.
  • Posición de rasgado: Dedo índice y pulgar

SENSOPERCEPCIÓN

logo.png

  •  Parear, agrupar, seriar, identificar y nominar colores, figuras geométricas y tamaños.
  • Actividades de figura-fondo. Para esta actividad y otras se recomienda usar las revistas de pasatiempos o palabragramas.
  •  Identificar, reconocer y nominar nociones espaciales (arriba, abajo, delante, atrás, a los lados, dentro fuera, lejos, cerca, debajo, encima, derecho, revés, etc.) con respecto a él y a objetos.
  • Promover adecuada lateralidad (izquierda-derecha) tanto en él, como en otros, patrón cruzado y láminas.
  • Manejar nociones temporales básicas (día/noche, mañana/tarde/noche, ayer/hoy/mañana, antes/después), series automáticas (semanal y mensual) y ubicación en ellos.
  • Fortalecer esquema corporal, teniendo en cuenta que identifique todas las partes del cuerpo y realice graficación de la figura humana con proporción, simetría y calidad y sepa las funciones de ellas. Se puede reforzar a través de la unión de puntos de la figura humana ya dada, tener un lado dibujado y el estudiante debe completar la otra parte, calcar toda la figura dada.
  • El sistema propioceptivo da información acerca de la ubicación de las partes del cuerpo y qué están haciendo. Las actividades que favorecen su madurez son el contacto físico y con un balón ejerciendo presión sobre el cuerpo.
  • El sistema vestibular se debe estimular con el fin adquirir la habilidad para coordinar los dos lados del cuerpo. Se hace a través de actividades de balanceo en hamaca, columpio, etc., donde el niño debe permitir movimientos hacia delante, atrás, a los lados, sin sentir miedo e inseguridad. Si el niño es inquieto y se mueve constantemente, esta estimulación es con movimientos lentos y si por el contrario, el niño es muy pasivo, los movimientos son rápidos.
  • El sistema táctil El niño que no tolera que lo toquen, no le gusta estar sucio, permanece muy abrigado, requiere la participación en actividades con plastilina, temperas, harina, colbón.

MOTRICIDAD GRUESA

gimnas257e1.jpg

  •  Adecuado patrón de arrastre: alternancia de movimientos entre brazos y piernas
  • Adecuado patrón de rolado: piernas en extensión, brazos en flexión y sin lateralizarse
  • Salto en uno y dos pies con altura, desplazamiento y sin perder el equilibrio
  • Realizar actividades de lanzamiento y recepción de pelota con fuerza, al frente y a los lados, caminar en línea recta, imitar movimientos con cabeza, brazos, piernas, cuerpo entero, seguir ritmos, cargar o transportar pesos, jugar a la carretilla, ejercicios de fuerza, saltar lazo, jugar golosa, carreras de obstáculos, ula- ula.

ACTIVIDADES DE FORTALECIMIENTO PARA LA ESCRITURA

child-865116_960_720.jpg

Estas actividades han sido diseñadas para mejorar la fuerza del estudiante la cual puede aumentar su habilidad de desempeñar trabajos o tareas de escritura las cuales se pueden realizar en el aula o salón de educación física.

  • Actividades para mejorar fuerza en los hombros:
    • Escribir en el tablero con pulseras de pesas en muñecas
    • Sentado en el piso sobre el tapete empujarse con las manos
    • Caminar como cangrejo
    • Hacer lagartijas
    • Caminar en los brazos (carretilla)
  • Actividades para mejorar la fuerza en manos y dedos:
    • Rasgar papel
    • Cortar papel grueso
    • Cortar varias capas de papel
    •  Usar una perforadora
    • Exprimir agua de una esponja
    • Modelar con plastilina
    • Estirar cauchos sobre una tabla con puntillas
    • Utilizar ganchos de colgar para coger papelitos, algodones, granos, etc.
    • Espichar las burbujas de los plásticos de empacar materiales
    • Arrugar una hoja entera de papel periódico utilizando una sola mano
    •  Juego de halar el lazo

CONSEJOS PARA FAVORECER EL DESARROLLO DE LA CALIGRAFIA

  1.  Modelar la letra: demostrar cómo se hacen las letras en el tablero. Mientras se dibuja, dar claves verbales y auditivas de la forma como debe realizarse.

  2.  Reteñir la letra: el niño debe reteñir la letra mientras el profesor le indica con claves verbales lo que está haciendo. Además le recuerda usar las claves visuales.

  3. Disminuir el estimulo: las claves verbales y visuales pueden usarse mientras el niño necesita corregir errores en la forma de las letras. Se van disminuyendo a medida que el niño mejore.

  4.  Copiar: el niño debe copiar una letra sin ver cómo se hace. El estará en capacidad de copiarla si ha seguido las etapas anteriores. Cuando ya maneje bien las letras podrá copiar palabras compuestas por las letras que ya conoce.

  5.  Dictado: cuando el niño puede copiar bien las palabras, estará listo para recibir dictado de las palabras que ya conoce.

  6. Composición: los niños estarán en capacidad de producir palabras propias a partir de las letras que ya conocen. Posteriormente podrán escribir frases cortas. Luego podrán hacer composiciones cortas.

  7.  Auto corrección: el niño estará en capacidad de corregir su propio trabajo cuando ya pueda escribir con facilidad palabras.

  8.  Corrección entre pares: un niño puede corregir el trabajo de su compañero, de esta manera puede identificar los errores de otros y aprender de ellos.

  9. Espacio entre letras y palabras: el espacio que se debe dejar entre letra y letra, y entre las palabras también debe enseñarse con claves visuales y auditivas.

  10. Ritmo de escritura: la escritura no es funcional sino hasta que el niño adquiere cierta velocidad y práctica para hacerlo. Esta habilidad se aprende con la práctica. Es útil colocar música mientras el niño practica.