Desarrollo cerebral hasta los siete años.

Realizado por: Miss Ana Moreno – Psicoorientadora Sede Norte

A través de los años, vemos como nuestros hijos van cambiando sus gustos, sus formas de hablar, su materia favorita; adicional mente sus habilidades se incrementan y todo esto es causado por los periodos sensibles del desarrollo cerebral, en correspondencia a la interacción social y emocional con sus pares, al aprendizaje social y a la empatía.

Gracias a estos periodos que, aunque se dan en el transcurso de toda la vida tienen más incidencia en la etapa del desarrollo de los 3 años a los 7 años, se favorecen principalmente las conexiones entre distintas áreas y la posibilidad de integrar procesos cognitivos más complejos.

Estudios han revelado que el volumen de la sustancia gris se incrementa mucho en la etapa infantil y su pico queda en la pubertad.

A continuación, se muestra una imagen que muestra el desarrollo cerebral desde el nacimiento hasta la edad adulta:

A- imagen desarrollo cerebral.png

Esta imagen nos permite ver los cambios intermitentes a lo largo de la etapa infantil; varios estudios han revelado que el primer crecimiento de las conexiones nerviosas tiene lugar entre los dos y cinco años, un periodo en el cual se hace adquisición del lenguaje; el segundo desarrollo se da entre los ocho y diez años donde se aprenden los contenidos escolares, finalmente el tercer momento es en la adolescencia el cual desarrolla el pensamiento lógico- abstracto.

Se encuentra otro cambio alrededor de los seis o siete años ya que los niños pasan del egocentrismo a desarrollar la relación con sus iguales y debido a la complejidad de su ambiente y sus descubrimientos en las diferentes áreas aumenta también la complejidad en sus emociones, haciendo lo anterior más evidente en la adolescencia.

Esta podría ser la etapa más importante de la educación por su incidencia en los procesos de destrezas académicas, es la época donde tienen mayor impacto las adaptaciones escolares y el aprendizaje.

Fuente: Desarrollo Infantil. http://www.desarrolloinfantil.net

Anuncios

Ejercita tu cerebro

Muchas veces cuando se habla de ejercitar el cerebro se busca que las personas lean más, argumenten más, analicen más, etc… Pero no nos hemos dado cuenta que también existen ejercicios de gimnasia cerebral que nos ayudan a concentrar, nos divierten y nos acompañan dentro del proceso de aprendizaje.

Es por esto que la Maestra Mexicana,  Yesi Saldaña, propone los siguientes ejercicios:

12717470_864789046963842_614290908223873690_n

12715737_864789043630509_3190708237947042727_n

12742625_864789020297178_9179189426012340924_n.jpg

12743773_864789063630507_512584605428044218_n.jpg

12742389_864789090297171_1850645347923206992_n.jpg

12744554_864789113630502_2059896343020028975_n.jpg

12718288_864789130297167_4804037547742842057_n.jpg

12715582_864789146963832_9178761699647122997_n.jpg

Adaptándome a las emociones

Realizado por: Miss Ana Moreno Parra – Psicoorientadora Sede Norte

Al hablar de emociones ciertamente estamos departiendo de un estado innato del ser, sin embargo, estas “emociones” al hacer contacto con el ambiente y sentir los cambios fisiológicos van reaccionando de manera subjetiva y nos permite emitir una respuesta, debido a que su objetivo va en función a la adaptación de aquello que nos rodea.

Encontramos que todas las emociones no son iguales, se dividen en dos grandes grupos: Las emociones positivas y las emociones negativas, podríamos definir las primeras como aquellas que favorecen la función complaciente del ser, brindan tranquilidad, felicidad y calidad en nuestra vida; estas son, por ejemplo: La alegría, la satisfacción, entre otras, y las negativas en cambio son emociones evitativas que producen en la persona un tipo de malestar, pueden ser la ira, el miedo, la aversión y la tristeza.

Si reflexionamos desde nuestra percepción adulta entendemos que el autoregularnos ante una emoción negativa en ocasiones puede ser bastante difícil y requiere de cierto tiempo para volver a un estado de ánimo estable, ahora imaginemos como nuestros hijos pequeños pueden reaccionar al sentir una emoción negativa sin contar con la debida experiencia, regulación y control de ésta, entendamos que ellos hasta ahora están comenzando a sentir esto y la respuesta ante esas emociones es tan impredecible como compleja.

¿Entonces qué podemos hacer como padres para ayudar a nuestros hijos a entender estas nuevas sensaciones?

Nosotros como eje principal en la vida de nuestros niños debemos estar observando cada comportamiento, debemos estar atentos a la socialización que tienen con sus pares pues es allí donde se encuentran más estímulos para detonar las emociones positivas y negativas.

Es importante entender que el saber expresar esas emociones con el otro no es tarea sencilla y rápida por lo que debemos tener paciencia y enseñarle por medio de experiencias cual es la forma más correcta de actuar; también contamos con una gran ventaja y es el conocer a nuestros hijos y esto nos permite anticiparnos a muchos de sus comportamientos y redirigir su conducta a lo que deseamos que él exprese.

Recordemos que validar las emociones de nuestros niños los hará sentirse comprendidos, acompañados y protegidos, esto permitirá ofrecerles un camino alternativo para afrontar de manera adecuada sus estados de ánimo.

 

Preescolar y Primaria:Mi pasaporte para viajar a mis sueños

Realizado por: Miss Ana Moreno Parra – Psicoorientadora Sede Norte

Como bien sabemos la trascendental etapa que desarrollamos los seres humanos al

iniciar el ciclo escolar es fundamental para trazar un curso hacia nuestra vida; aunque en

ese momento del preescolar el niño desconoce el objetivo del porque se va a un colegio a

estudiar, sí se evidencia gran curiosidad y diversión al estar aprendiendo. Los docentes

fuentes de gran apoyo y pilares en esta primera construcción los ayudan a experimentar y

asimilar procesos cognitivos y sociales que son fundamentales para los años escolares

siguientes.

Por otro lado, la primaria extiende el conocimiento de ese pasaporte para conocer

espacios sociales, naturales y dar mayor claridad a nuestro mundo, si recalcamos el

objetivo de la educación colombiana nos damos cuenta que se busca el desarrollo pleno

de los niños brindándoles condiciones para aprovechar el conocimiento adquirido en

comunidad y sacando a flote su productividad; comparado a como se veía la educación

anteriormente cuando se buscaba una reserva de conocimiento en el ser humano.

Si enfatizamos en lo anterior se evidencia que la escuela tradicional educa a niños para la

obediencia y repetición de los modelos que ya se encuentran establecidos en la

población; ahora lo que la nueva escuela ofrece es que los niños afronten el reto de crear

ideas innovadoras, que tomen decisiones y que resuelvan problemas.

¿Entonces cómo podemos afrontar este reto?

Los niños en su primer ciclo escolar forman una base de conocimiento y descubrimiento

de habilidades, actitudes y cualidades de su ser que son el soporte para el aprendizaje

posterior en los cursos superiores, igualmente se busca que exploten todos los recursos

que tienen a su favor para crear o mejorar la vida en sociedad.

Como adultos es fundamental siempre estar apoyando el proceso de aprendizaje como

entes activos positivos, ya que los niños modelan y moldean de sus padres su repertorio

cognitivo y conductual debido a que son sus primeros ejemplos y modelos de personas a

seguir.

Como papá y mamá enriquezcamos ese pasaporte para que el viaje de vida de nuestros

hijos sea como las expectativas que tenemos hacia ellos; descubran juntos nuevos

rumbos y valoren todo el esfuerzo que se hace en este proceso.

Fortalecer la familia: Tarea Urgente

Uno de los grandes retos de los últimos tiempos es el fortalecimiento de nuestra familia, en el mundo pos moderno en el cual se está tratando de imponer una nueva ética que socava los auténticos valores y amenaza a nuestros niños y jóvenes, cada cual fija sus propias normas, según esta nueva ética todo es permitido, sólo el ego es la medida de todas las cosas sin importar nuestros semejantes, ni el bien de los demás, solo el interés particular e individual.

Hoy el rey es el dinero el miedo de los padres con relación a sus hijos, su inseguridad al momento de impartir una orden, el consumismo, gasto desmedido, nuestros niños y jóvenes, la permisividad de padres y abuelos, la carencia de la calidad de tiempo que le dedicamos a nuestros hijos en esta revolución cultural global se producen nuevas palabras, nuevos paradigmas, normas, valores, estilos de vida, nuevos métodos educativos, pertenecientes a una nueva ética que ha logrado extenderse e imponerse por todo el mundo. Es por esto que tenemos la tarea urgente de fortalecer nuestra familia en:

EL AMOR: Qué difícil resulta amarse y amar, si no se cuenta con la experiencia de haberse sentido amado, Igualmente se complica reconocerse como valioso cuando se ha sido rechazado o despreciado. En contraste debemos dejar huella de querer, apreciar, amar, proteger y acoger.

EL RESPETO: ES una obligación de todo ser humano, no es una alternativa que en la construcción de mi vida inicio por el respeto hacia mi, hacia los demás, en la consolidación de excelentes relaciones interpersonales y personales.

LA RESPONSABILIDAD: Redunda en una actitud de confianza, optimismo, compromiso, responder frente a uno mismo, a los demás y a  la existencia. La irresponsabilidad genera desconfianza, viene de lo disfuncional, en donde el otro no responde como debiera, irrespeta, no ama, maltrata con su actuar, con una palabra, un gesto o resulta indescifrable e imprescindible. En un entorno así se aprende a dudar, a creer que el mundo y el estar vivos son desgracias en vez de regalos.

La crianza proporciona el equipamiento emocional que nos acompaña para el resto de nuestra vida. Como seres humanos para poder promover la realización de nuestra vida en todos los planos requerimos fortalecernos primero interiormente como individuo único e irrepetible y fortalecer día a día nuestra familia, así hallamos nuestras propias rutas hacia la felicidad, en el nicho de una sana compañía.

Aprender Jugando

En casa podemos incentivar el aprendizaje de nuestros pequeños castillines con juegos sensoriales que se motiven en aprender  y crezcan sus ganas de conocer el mundo que les rodea.

A continuación te presentamos este juego que puedes hacer en casa y ayudar a tus hijos en su proceso de aprendizaje en matemáticas:

ROMPECABEZAS CASERO PARA APRENDER LOS NÚMEROS

Es bien sabido que los niños aprenden jugando, sobre todo los más pequeños. Por eso hoy en día existen una gran cantidad de juegos educativos destinados a ellos, con los que pueden aprender desde los colores hasta inglés. Hoy te proponemos un rompecabezas casero para aprender los números, muy sencillo y divertido, con el que los pequeñines de casa podrán aprender jugando.

El material principal es el cartón por lo que, además, este juguete casero resulta muy económico. digital-number-puzzle-cardboard-template.jpg

Imagen tomada de Mr. Printables

¿Quieres saber cómo se hace?

Esta manualidad la puedes encontrar en www.pequeocio.com

Materiales

  • Cartón
  • Tijeras y Bisturí
  • Colbón
  • Cartulina blanca y de colores
  • Plantillas (descarga el enlace de Mrs. Printables)

¿Cómo hacerlo?

Lo primero que hay que hacer es imprimir las plantillas. La primera nos servirá como molde para hacer el rompecabezas, mientras que la segunda incluye las tarjetas que servirán a los niños para saber cómo se hace cada número. Cogemos la plantilla del número grande y con el Bisturí cortamos todos los segmentos que forman el número.

Cortamos dos rectángulos de cartón del mismo tamaño de nuestra plantilla, normalmente una hoja tamaño carta. Pegamos sobre uno de ellos una hoja blanca, o también podemos pintarlo. Ponemos la plantilla sobre el cartón (el que nos ha quedado blanco), y con un lápiz calcamos las formas, para luego poder cortarlo. Por detrás del cartón blanco ya troquelado pegamos el otro cartón, para que sirva de fondo. Ya tenemos lista la base del rompecabezas.

digital-number-puzzle-segments.jpg

Imágen tomada de:  Mr. Printables

digital-number-puzzle-template-1.jpg

Imagen tomada de: Mr Printables

Para cortar los bastoncitos que formarán cada número, usamos la misma plantilla. Cada número está formado por 7 bastones, algunos de color, y otros blancos. Sigue el modelo de las tarjetas pequeñas para saber cuántos de color y cuántos blancos debes hacer para cada número. Para que los niños puedan cogerlos sin problemas, es mejor pegar dos o tres bastoncitos juntos, para que tengan más espesor. Con las cartulinas de colores o con pintura, cubrimos los bastones, usando para cada número un color diferente.digital-number-puzzle-template-how-to.jpg

Imagen tomada de Mr. Printables

¡Listo! Muy sencillo ¿verdad? Tal vez los hermanos más grandes se pueden divertir preparando esterompecabezas de cartón para los más pequeños.

Si quieres conocer más juegos para que tus hijos aprendan jugando, ingresa aquí.

Soy Joven, ¡Soy Feliz!

En mi vida en esta época, sonríen muchas cosas a mi favor. Seguramente cuando pensamos en la palabra juventud, o en palabras afines como “joven”, “chavos”, “chicos”, “muchachos”, “niños”, “teens”, etcétera, vienen a nuestra mente rostros sonrientes, relajados, animados y vigorosos. La vida pone de nuestro lado 5 factores para que seamos plenamente felices:

  1. Energía, frescura, vigor: Estamos hablando de una especial fuerza física, que no volveremos a gozar en el futuro. Nuestro cuerpo, nuestra mente, son ágiles. Estamos tan llenos de vida y energía que debemos echarle todas las ganas a lo que hagamos, no es tiempo de estar ahí sentados, pasando horas y horas sin actividades ¡aprovechemos nuestra energía!

  2. Es la época por excelencia para emprender metas personales: Estamos en la plenitud de nuestra vida para proponernos retos. Tenemos la fuerza y el empuje para luchar por algún ideal que tengamos para nuestra propia vida. Es el mejor tiempo de emprender, pues contamos con una especial motivación que surge naturalmente, es decir, nos brota desde dentro del deseo de iniciar planes y proyectos.

  3. Idealista: Los planes en la juventud suelen ser tan altos, es la época donde se toma la visión por grandes ideales. La mayoría de las personas tenemos altos y nobles propósitos, de hecho  la juventud es la época en la que definimos nuestra vocación, con el ánimo de “llegar a ser alguien”: especial, bueno, o el mejor; tal vez un médico, un buen abogado, la mejor voz, el más veloz, etcétera.  Hay un idealismo hermoso, los sueños más nobles parecen alcanzables.

  4. Valentía: Nos distingue el “Carácter aventado”, sentimos que contamos con el valor suficiente para vencer cualquier obstáculo, como si pudiéramos comernos el mundo a cucharadas… ¡ojo aquí! la valentía nos lleva a tomar riesgos y debemos saber decidir a tiempo que es lo que queremos lograr y que viene después.

  5. Es la época para cimentar nuestro futuro: Muchísimo de lo que vivamos en nuestros años futuros dependerá de la manera en la que estamos viviendo hoy.

Si queremos vernos realizados o satisfechos en un futuro no muy lejano. cimentemos bien nuestro presente. Estamos en la mejor época para prepararnos, forma carácter, ser responsables, comprometidos, libres de vicios, drogas, alcohol, ¡estamos sembrando nuestro futuro!

Meditemos y reflexionemos para que aprendamos a vivir una juventud feliz, siguiendo y valorando los preceptos de amor y cuidado hacia nuestra persona; dejemos de lado el enojo y tengamos siempre presente que la juventud es tan efímera cual rayo veloz, que debemos aprovecharla para nuestro  beneficio cultivando nuestra mente con semillas de productividad y así poder tener satisfacción de la forma de vida que llevamos o llevaremos.

La música en el desarrollo educativo

Actualmente la música es uno de los elementos fundamentales dentro del aula de clase de los niños en edad, preescolar. ¿Por qué se hace? porque ayuda al desarrollo intelectual, auditivo, sensorial, del habla y motriz.  A través de la música los niños activan el sentido de la escucha y la concentración, lo cual les permite recordar e interiorizar ciertos aspectos educativos en los cuales normalmente podría distraerse.

La música es un elemento fundamental en esta primera etapa del sistema educativo. El niño empieza a expresarse de otra manera y es capaz de integrarse activamente en la sociedad, porque la música le ayuda a lograr autonomía en sus actividades habituales, asumir el cuidado de sí mismo y del entorno, y ampliar su mundo de relaciones.

BENEFICIOS DE LA MÚSICA PARA LOS NIÑOS

La música tiene el don de acercar a las personas. El niño que vive en contacto con la música aprende a convivir de mejor manera con otros niños, estableciendo una comunicación más armoniosa. A esta edad la música les encanta. Además, les aporta todos estos beneficios:

 playing-1436907.jpg

1. Seguridad: Les da seguridad emocional, confianza, porque se sienten comprendidos al compartir canciones, e inmersos en un clima de ayuda, colaboración y respeto mutuo.2. Aprendizaje: La etapa de la alfabetización del niño se ve mas estimulada con la música. A través de las canciones infantiles, en las que las sílabas son rimadas y repetitivas, y acompañadas de gestos que se hacen al cantar, el niño mejora su forma de hablar y de entender el significado de cada palabra. Y así, se alfabetizará de una forma más rápida.

3. Concentración: La música también es beneficiosa para el niño cuanto al poder de la concentración, además de mejorar su capacidad de aprendizaje en matemáticas. La música es pura matemática. Además, facilita a los niños el aprendizaje de otros idiomas,potenciando su memoria.

4. Expresión corporal: Con la música, la expresión corporal del niño se ve mas estimulada. Utilizan nuevos recursos al adaptar su movimiento corporal a los ritmos de diferentes obras, contribuyendo de esta forma a la potenciación del control rítmico de su cuerpo. A través de la música, el niño puede mejorar su coordinación y combinar una serie de conductas. Túmbale boca arriba y muéveselos para que pueda bailar mientras que tú le cantas. Le puedes cargar y abrazar en tu regazo entonando otros ritmos infantiles.

SER FELIZ.

Palabras del Papa Francisco:Pope_Francis_Korea_Haemi_Castle_19_(cropped).jpg

“Puedes tener defectos, estar ansioso y vivir irritado algunas veces, pero no te olvides que tu vida es la mayor empresa del mundo.

Sólo tú puedes evitar que ella vaya en decadencia.

Hay muchos que te aprecian, admiran y te quieren.

Me gustaría que recordaras que ser feliz, no es tener un cielo sin tempestades, camino sin accidentes, trabajos sin cansancio, relaciones sin decepciones.

Ser feliz es encontrar fuerza en el perdón, esperanza en las batallas, seguridad en el palco del miedo, amor en los desencuentros.

Ser feliz no es sólo valorizar la sonrisa, sino también reflexionar sobre la tristeza.

No es apenas conmemorar el éxito, sino aprender lecciones en los fracasos.

No es apenas tener alegría con los aplausos, sino tener alegría en el anonimato.

Ser feliz es reconocer que vale la pena vivir la vida, a pesar de todos los desafíos, incomprensiones, y períodos de crisis.

Ser feliz no es una fatalidad del destino, sino una conquista para quien sabe viajar para adentro de su propio ser.

Ser feliz es dejar de ser víctima de los problemas y volverse actor de la propia historia.

Es atravesar desiertos fuera de si, mas ser capaz de encontrar un oasis en lo recóndito de nuestra alma.

Es agradecer a Dios cada mañana por el milagro de la vida.

Ser feliz es no tener miedo de los propios sentimientos.

Es saber hablar de si mismo.

Es tener coraje para oír un “no”.

Es tener seguridad para recibir una crítica, aunque sea injusta.

Es besar a los hijos, mimar a los padres, tener momentos poéticos con los amigos, aunque ellos nos hieran.

Ser feliz es dejar vivir a la criatura libre, alegre y simple, que vive dentro de cada uno de nosotros.

Es tener madurez para decir ‘me equivoqué’.

Es tener la osadía para decir ‘perdóname’.

Es tener sensibilidad para expresar ‘te necesito’.

Es tener capacidad de decir ‘te amo’.

Que tu vida se vuelva un jardín de oportunidades para ser feliz…

Que en tus primaveras seas amante de la alegría.

Que en tus inviernos seas amigo de la sabiduría.

Y que cuando te equivoques en el camino, comiences todo de nuevo.

Pues así serás más apasionado por la vida.

Y descubrirás que ser feliz no es tener una vida perfecta.

Sino usar las lágrimas para regar la tolerancia.

Usar las pérdidas para refinar la paciencia.

Usar las fallas para esculpir la serenidad.

Usar el dolor para lapidar el placer.

Usar los obstáculos para abrir las ventanas de la inteligencia.

Jamás desistas….

Jamás desistas de las personas que amas.

Jamás desistas de ser feliz, pues la vida es un espectáculo imperdible”