ESCALAS PARA LA EVALUACIÓN DE LA RELACIONES INTRAFAMILIARES (E.R.I.)

Realizado por: Ibonn Andrea Cheque Acosta – Psicoorientadora Escolar

Esta escala está compuesta por tres (3) dimensiones: 1. Unión y apoyo. Es la tendencia de la familia de realizar actividades en conjunto, de convivir y de apoyarse mutuamente. Se asocia con un sentido de solidaridad y de pertenencia con el sistema familiar.  2. Expresión. Se refiere a la posibilidad de comunicar verbalmente las emociones, ideas y acontecimientos de los miembros de la familia dentro de un ambiente de respeto. 3. Dificultades. Esta dimensión evalúa los aspectos de la relaciones intrafamiliares considerados ya sea por el individuo, o por la sociedad como indeseables, negativos, problemáticos o difíciles. Permite identificar el grado de percepción de “conflicto” dentro de una familia.

 

INSTRUCCIONES DE APLICACIÓN

Esta herramienta te permitirá conocer cómo funciona  tu familia, con base en la experiencia y opinión que tienes sobre la misma. Trata de ser lo más sincero y espontáneo posible.

 

A continuación se presentan una serie de frases que se refieren a aspectos relacionados con TU FAMILIA. Indica cruzando con una X (equis) el número que mejor se adecue a la forma de actuar de tu familia, basándote en la siguiente escala:

 

TA = 5 = TOTALMENTE DE ACUERDO  

A = 4 = DE ACUERDO 

N = 3 = NEUTRAL (NI DE ACUERDO NI EN DESACUERDO)  

D = 2 = EN DESACUERDO 

TD = 1 = TOTALMENTE EN DESACUERDO 

 

EVALUACIÓN DE LAS RELACIONES INTRAFAMILIARES TA A N D TD
1 Los miembros de la familia acostumbran hacer cosas juntos. 5 4 3 2 1
2 Mis padres me animan a expresar abiertamente mis puntos de vista. 5 4 3 2 1
3 En mi familia, nadie se preocupa por los sentimientos de los demás. 5 4 3 2 1
4 Mi familia es cálida y nos brinda apoyo. 5 4 3 2 1
5 En nuestra familia es importante para todos expresar nuestras opiniones. 5 4 3 2 1
6 La atmósfera de mi familia usualmente es desagradable. 5 4 3 2 1
7 Nuestra familia acostumbra hacer actividades en conjunto. 5 4 3 2 1
8 Mi familia me escucha. 5 4 3 2 1
9 Cuando tengo algún problema no se lo platico a mi familia 5 4 3 2 1
10 Los miembros de la familia de verdad nos ayudamos y apoyamos unos a otros. 5 4 3 2 1
11 En mi familia expresamos abiertamente nuestro cariño. 5 4 3 2 1
12 Los conflictos en mi familia nunca se resuelven. 5 4 3 2 1

 

REACTIVOS QUE INTEGRAN CADA DIMENSION

 

DIMENSIONES VERSION BREVE
UNIÓN Y APOYO 1, 4, 7, 10
EXPRESIÓN 2, 5, 8, 11
DIFICULTADES 3, 6, 9, 12

 

 

 

 

 

 

 

 

CALIFICACION

 

1.       Identificar los reactivos que integran cada dimensión 2.       Sumar el total de reactivos que integran cada dimensión 3.       Sacar el promedio de la dimensión (dividir el total entre el número de reactivos) 4.       Este es el puntaje final de la dimensión

 

 

PUNTAJES BAJOS PUNTAJES INTERMEDIOS PUNTAJES ALTOS
Se obtiene identificando aquellos casos cuya puntuación total corresponda al 25% inferior. En este grupo se encuentran las familias cuyos puntajes se encuentran entre el 26% y el 74% del total Corresponden a las familias cuyos puntajes se ubican en el 25% superior del total

 

SEMANA DEL 19 al 23 Septiembre de 2016

 

FUENTE: Escala de evaluación de las Relaciones Intrafamiliares (E.R.I.). Rivera, M y Andrade P. Uaricha Revista de Psicología, 14, 12-29 (2010)   ()

Anuncios

Premiación de ASOCASNYC por rendimiento académico.

A través de una jornada recreativa la Asociación de Padres de Familia del Colegio Gimnasio Castillo Sede Norte y Sede Campestre (ASoCASNYC) premió a los estudiantes de 3C y 8A por su excelente rendimiento Académico durante el primer semestre. Esta actividad se realizo el viernes 26 de Agosto en las instalaciones de la Sede Campestre. Los estudiantes fueron premiados con una medalla conmemorativa, actividades recreativas y un refrigerio especial.

5 consejos que te harán ser un mejor padre para tus hijos

Tomado de: Pildorasdefe.net

Uno de los mayores regalos que puede darle a sus hijos es que ellos vean la seguridad viene del amor de su mamá y de su papá.

Cuando nuestro primer hijo nació el 23 de abril de 2005, yo caí inmediatamente enamorado de este pequeño paquete precioso y lleno de alegría. Desde el principio, yo habría saltado delante de un camión sólo para protegerlo, pero a pesar de que tenía un montón de amor y buenas intenciones, yo no tenía ni la menor idea de cómo hacerlo bien.

No tenía ni idea de lo que significaba ser un buen padre. Casi una década y dos hijos más tarde, Ashley y yo todavía estamos haciendo todo lo posible para averiguar todo sobre la crianza. Desesperadamente queremos hacerlo bien, porque entendemos que criar a estos tres chicos es una de las responsabilidades más sagradas que Dios nos ha dado.

Aunque todavía tenemos mucho que aprender, nosotros hemos aprendido algunas grandes lecciones en el camino, las cuales nos han ayudado mucho en gran medida, de manera que, de un padre a otro, quiero decírselos a usted con la esperanza de que los aliente a ellos de la misma manera en que nosotros lo hemos hecho con los nuestros.

A continuación, cinco lecciones que han alterado para siempre nuestra forma de crianza de los hijos:

“Inicia al niño en el camino que debe seguir, y ni siquiera en su vejez se apartará de él”. (Proverbios 22, 6)

  1. Tus niños pueden hacer menos con casi cualquier cosa si eso significa tener más de ti. 

No puedo recordar quien fue el que compartió este principio conmigo, pero me ha ayudado a mantener mis prioridades en su lugar. Mientras es mi responsabilidad el ser el proveedor de mi familia, y llevar ese deber muy en serio, también entiendo que mi presencia física en sus vidas es más importante que darles el último sistema de videojuegos.

2. No utilices el enojo para conseguir alguna acción de sus hijos; utiliza la acción para conseguir alguna acción de sus hijos.

El Dr. James Dobson de “Enfocado en la familia” enseñó esta lección. Esto me desafió a no responder a mis hijos con el enojo y la emoción para conseguir que ellos se comporten. En su lugar, trato (y a menudo aún fracaso) de comunicar con claridad el castigo por mal comportamiento y luego actúo de inmediato de una manera sensata para llevar a cabo la disciplina cuando los niños se portan mal.

3. Tú no tienes por qué ser la influencia más brillante o más bonita en la vida de tus hijos; sólo tienes que ser el más cercano. 

El Predicador Mike Breaux compartió una historia sobre una oportunidad en que estuvo fuera de la ciudad en una noche de verano y se dio cuenta de todas las luces alrededor: La luna, las estrellas, las luces de la ciudad distante, etc.., pero cuando una luciérnaga iluminó justo al lado de su ojo, ese rayo de ese pequeño insecto fue todo lo que pudo ver. Él dijo entonces que tenemos que ser de esa misma manera con nuestros hijos. Ser la luz más cercana y ellos siempre se darán cuenta de nuestra presencia e influencia.

4.Las normas no significan nada sin relaciones.

Una pareja, a la que admiramos enormemente y quienes han estado casado durante 50 años y criaron cuatro hijos exitosos, comparten este sencillo principio con nosotros. Ellos dijeron que sus hijos no se preocupaban por sus reglas hasta que ellos tuvieron la certeza de que esas reglas estaban motivadas por el amor.

5. No trates de hacerlo solo.

Mientras que el padre es el responsable final y el que dará cuenta por sus hijos, los padres no deben sentir como si van por su cuenta. Construyendo relaciones sanas en su comunidad, con buenos amigos y con consejeros de confianza que puedan invertir tiempo de calidad en usted y sus hijos. Su familia será más saludable y más fuerte a causa de esas relaciones.

No ponga su matrimonio en espera por el bien de sus hijos. Uno de los mayores regalos que puede darle a sus hijos es que ellos noten la seguridad que viene de ver a su mamá y a su papá en una relación amorosa, comprometida con los demás. Ame bien a su esposo/a porque sus hijos están observando y les está enseñando lo que es el amor y el matrimonio.

Fortaleza y Equilibrio emocional en nuestros niños

Tomado de: Las cebras salen

Cuando hace años se crearon las escuelas, uno de los objetivos era enseñar a los niños a leer y a escribir. Era una tarea que no se podía confiar exclusivamente a las familias, porque algunos padres no sabían leer ni escribir; o no disponían de tiempo porque tenían que trabajar.

Hoy en día es evidente que tenemos que saber LEER LA VIDA, LEER LAS PERSONAS, LEER LAS EMOCIONES, y escribir nuestro propio destino. Y este aprendizaje no se puede relegar solo al ámbito familiar, porque hay padres que no saben, o padres que no lo valoran ni lo consideran importante. Es por eso que hace falta la voluntad de incluir sistemáticamente el trabajo de la fortaleza emocional, de las EMOCIONES, en el colegio. Decir que, en algunos centros educativos, ya se hace.  Y eso es algo FANTÁSTICO.

Los padres, desde casa, podemos hacer mucho trabajando algunos aspectos para potenciar estas habilidades en nuestros hijos. El psicólogo Tomás Navarro nos da pautas muy interesantes en el programa A punto con La 2.

Podemos enseñarles a LEER LAS EMOCIONES propias y ajenas:

Nos pone como ejemplo la foto de una novia en el día de su boda, que está llorando emocionada, de felicidad. Un niño pequeño, que está en esa boda con sus padres, pregunta: “¿Por qué llora la novia?”, y la respuesta que recibe de su padre es: “No le pasa nada”.

¿Qué es lo que ese pequeño acaba de aprender? Pues que por llorar, no pasa nada. El día de mañana alguien puede abusar de un niño: haciéndole bullying, maltratándole, dándole una patada,… el niño maltratado llora, y no pasa nada. No ocurre nada por llorar.

Si incorporamos a nuestro día a día el enseñar a nuestros hijos el que puedan leer las emociones reales, serán adultos que podrán expresar sus emociones de manera constructiva: yo puedo estar enfadado, pero no tengo porque traspasarte a ti mi enfado; puedo darme cuenta de que estoy enfadado, gestionarlo y relacionarnos de una manera más sana. Todo esto se consigue a partir de saber leer las emociones propias y ajenas.

Podemos enseñarles la capacidad para AMAR, AMARSE y SER AMADOS:

Enseñarles a que se amen, a que amen y a que se dejen amar.

Cuantos problemas se habrían ahorrado si nos hubiesen enseñado que amar (el amor de pareja, el amor romántico) no es lo mismo que depender o que admirar.

Cuántas parejas tienen problemas porque una parte admira a la otra. Llega un momento en que esta magia se rompe. Acaba esta admiración por haber ganado en seguridad, o porque la otra parte se ha caído del pedestal, y en ese momento llega el desastre. La realidad es que esta pareja en ningún momento se ha querido. Uno protegía y el otro admiraba. Esto NO ES UNA RELACIÓN DE AMOR, es una relación de dependencia.

Por otro lado está la AUTOESTIMA: amarse a uno mismo. Un niño que se ama, que es capaz, que tiene seguridad, que puede afrontar diferentes retos,…  ¿Dónde lo aprendemos? ¿Quién nos lo enseña?

Podemos enseñarles a PERSEVERAR ante la ADVERSIDAD:

A los niños no se les puede llevar siempre en una burbuja. En la vida hay adversidades, vamos a encontrar dificultades y tenemos que poder perseverar en ellas y hacerles frente. Si las entrenamos podremos gestionarlas.

Podemos enseñarles HABILIDADES DE AFRONTAMIENTO:

Son habilidades que nos permiten ganar en valor y en seguridad, que nos ayudan a esforzarnos para hacer las cosas mejor. Sin esfuerzo no se consiguen grandes cosas, se consiguen cosas mediocres. Es importante trabajar el esfuerzo y no rendirnos de inmediato ante un reto porque lo encontremos difícil.

Podemos enseñarles la capacidad para AUTOMOTIVARSE:

Nuestros hijos no siempre van a encontrar a alguien que les diga: “qué guapo que eres”, “que listo”, “que bien juegas a fútbol”,… Han de ser ellos capaces de automotivarse, porque del exterior normalmente viene lo contrario: desmotivación, palos en las ruedas,… Si una persona es capaz de automotivarse tendrá mejores logros a lo largo de su vida.

Continúa leyendo en: http://lascebrassalen.com/ninos-con-fortaleza-emocional/

LA MOTRICIDAD EN LOS NIÑOS

Realizado por: Ana Moreno Parra – Psicoorientadora Sede Norte

La motricidad se divide en dos grandes categorías, por un lado, se encuentra la motricidad fina que consiste en la coordinación para ojos y manos y para ojos y pies, la precisión para utilizar las manos y los dedos tomando objetos en especial pequeños o delgados, también esto permite un desarrollo cognitivo en la información sensorial de los niños. Por otro lado, se encuentra la motricidad gruesa que incluye la postura corporal y en la cual se ejercitan los músculos mayores, se hacen movimientos en los brazos y en las piernas y se toma conciencia del cuerpo en general.

Las actividades motrices finas que desarrollan las habilidades son el moldear plastilina, dibujar y pintar formas, cortar con tijeras, jugar con títeres de dedos.

Las actividades motrices gruesas incluyen lanzar y patear la pelota, montar en triciclo o cicla y hacer ejercicios gimnásticos.

A la edad de 3 años, los niños adquieren las habilidades de caminar, correr, saltar, dibujar círculos, están en proceso a vestirse solos, a la edad de 4 años, tienen un mayor control al correr ya pueden hacer giros, logran dibujar personas y detalles en el coloreado, finalmente a la edad de 5 años son capaces de atrapar y tirar la pelota con precisión, vestirse solos, abotonar la ropa y atar los cordones de zapatos.

Recordemos que los niños en su etapa preescolar están aprendiendo a dominar actividades motrices, no obstante, no solo encontramos estas habilidades en el ambiente escolar, sino en la rutina diaria, como por ejemplo cuando come en la mesa, cuando se coloca el uniforme, cuando se cepilla la boca, entre otras; a medida que pasan los años toman más control en estas habilidades lo que le permite en el desarrollo cognitivo, comportamental y social.

[1] Apoyado en http://www.ehowenespanol.com/

Adaptándome a las emociones

Realizado por: Miss Ana Moreno Parra – Psicoorientadora Sede Norte

Al hablar de emociones ciertamente estamos departiendo de un estado innato del ser, sin embargo, estas “emociones” al hacer contacto con el ambiente y sentir los cambios fisiológicos van reaccionando de manera subjetiva y nos permite emitir una respuesta, debido a que su objetivo va en función a la adaptación de aquello que nos rodea.

Encontramos que todas las emociones no son iguales, se dividen en dos grandes grupos: Las emociones positivas y las emociones negativas, podríamos definir las primeras como aquellas que favorecen la función complaciente del ser, brindan tranquilidad, felicidad y calidad en nuestra vida; estas son, por ejemplo: La alegría, la satisfacción, entre otras, y las negativas en cambio son emociones evitativas que producen en la persona un tipo de malestar, pueden ser la ira, el miedo, la aversión y la tristeza.

Si reflexionamos desde nuestra percepción adulta entendemos que el autoregularnos ante una emoción negativa en ocasiones puede ser bastante difícil y requiere de cierto tiempo para volver a un estado de ánimo estable, ahora imaginemos como nuestros hijos pequeños pueden reaccionar al sentir una emoción negativa sin contar con la debida experiencia, regulación y control de ésta, entendamos que ellos hasta ahora están comenzando a sentir esto y la respuesta ante esas emociones es tan impredecible como compleja.

¿Entonces qué podemos hacer como padres para ayudar a nuestros hijos a entender estas nuevas sensaciones?

Nosotros como eje principal en la vida de nuestros niños debemos estar observando cada comportamiento, debemos estar atentos a la socialización que tienen con sus pares pues es allí donde se encuentran más estímulos para detonar las emociones positivas y negativas.

Es importante entender que el saber expresar esas emociones con el otro no es tarea sencilla y rápida por lo que debemos tener paciencia y enseñarle por medio de experiencias cual es la forma más correcta de actuar; también contamos con una gran ventaja y es el conocer a nuestros hijos y esto nos permite anticiparnos a muchos de sus comportamientos y redirigir su conducta a lo que deseamos que él exprese.

Recordemos que validar las emociones de nuestros niños los hará sentirse comprendidos, acompañados y protegidos, esto permitirá ofrecerles un camino alternativo para afrontar de manera adecuada sus estados de ánimo.

 

Fortalecer la familia: Tarea Urgente

Uno de los grandes retos de los últimos tiempos es el fortalecimiento de nuestra familia, en el mundo pos moderno en el cual se está tratando de imponer una nueva ética que socava los auténticos valores y amenaza a nuestros niños y jóvenes, cada cual fija sus propias normas, según esta nueva ética todo es permitido, sólo el ego es la medida de todas las cosas sin importar nuestros semejantes, ni el bien de los demás, solo el interés particular e individual.

Hoy el rey es el dinero el miedo de los padres con relación a sus hijos, su inseguridad al momento de impartir una orden, el consumismo, gasto desmedido, nuestros niños y jóvenes, la permisividad de padres y abuelos, la carencia de la calidad de tiempo que le dedicamos a nuestros hijos en esta revolución cultural global se producen nuevas palabras, nuevos paradigmas, normas, valores, estilos de vida, nuevos métodos educativos, pertenecientes a una nueva ética que ha logrado extenderse e imponerse por todo el mundo. Es por esto que tenemos la tarea urgente de fortalecer nuestra familia en:

EL AMOR: Qué difícil resulta amarse y amar, si no se cuenta con la experiencia de haberse sentido amado, Igualmente se complica reconocerse como valioso cuando se ha sido rechazado o despreciado. En contraste debemos dejar huella de querer, apreciar, amar, proteger y acoger.

EL RESPETO: ES una obligación de todo ser humano, no es una alternativa que en la construcción de mi vida inicio por el respeto hacia mi, hacia los demás, en la consolidación de excelentes relaciones interpersonales y personales.

LA RESPONSABILIDAD: Redunda en una actitud de confianza, optimismo, compromiso, responder frente a uno mismo, a los demás y a  la existencia. La irresponsabilidad genera desconfianza, viene de lo disfuncional, en donde el otro no responde como debiera, irrespeta, no ama, maltrata con su actuar, con una palabra, un gesto o resulta indescifrable e imprescindible. En un entorno así se aprende a dudar, a creer que el mundo y el estar vivos son desgracias en vez de regalos.

La crianza proporciona el equipamiento emocional que nos acompaña para el resto de nuestra vida. Como seres humanos para poder promover la realización de nuestra vida en todos los planos requerimos fortalecernos primero interiormente como individuo único e irrepetible y fortalecer día a día nuestra familia, así hallamos nuestras propias rutas hacia la felicidad, en el nicho de una sana compañía.

Aprender Jugando

En casa podemos incentivar el aprendizaje de nuestros pequeños castillines con juegos sensoriales que se motiven en aprender  y crezcan sus ganas de conocer el mundo que les rodea.

A continuación te presentamos este juego que puedes hacer en casa y ayudar a tus hijos en su proceso de aprendizaje en matemáticas:

ROMPECABEZAS CASERO PARA APRENDER LOS NÚMEROS

Es bien sabido que los niños aprenden jugando, sobre todo los más pequeños. Por eso hoy en día existen una gran cantidad de juegos educativos destinados a ellos, con los que pueden aprender desde los colores hasta inglés. Hoy te proponemos un rompecabezas casero para aprender los números, muy sencillo y divertido, con el que los pequeñines de casa podrán aprender jugando.

El material principal es el cartón por lo que, además, este juguete casero resulta muy económico. digital-number-puzzle-cardboard-template.jpg

Imagen tomada de Mr. Printables

¿Quieres saber cómo se hace?

Esta manualidad la puedes encontrar en www.pequeocio.com

Materiales

  • Cartón
  • Tijeras y Bisturí
  • Colbón
  • Cartulina blanca y de colores
  • Plantillas (descarga el enlace de Mrs. Printables)

¿Cómo hacerlo?

Lo primero que hay que hacer es imprimir las plantillas. La primera nos servirá como molde para hacer el rompecabezas, mientras que la segunda incluye las tarjetas que servirán a los niños para saber cómo se hace cada número. Cogemos la plantilla del número grande y con el Bisturí cortamos todos los segmentos que forman el número.

Cortamos dos rectángulos de cartón del mismo tamaño de nuestra plantilla, normalmente una hoja tamaño carta. Pegamos sobre uno de ellos una hoja blanca, o también podemos pintarlo. Ponemos la plantilla sobre el cartón (el que nos ha quedado blanco), y con un lápiz calcamos las formas, para luego poder cortarlo. Por detrás del cartón blanco ya troquelado pegamos el otro cartón, para que sirva de fondo. Ya tenemos lista la base del rompecabezas.

digital-number-puzzle-segments.jpg

Imágen tomada de:  Mr. Printables

digital-number-puzzle-template-1.jpg

Imagen tomada de: Mr Printables

Para cortar los bastoncitos que formarán cada número, usamos la misma plantilla. Cada número está formado por 7 bastones, algunos de color, y otros blancos. Sigue el modelo de las tarjetas pequeñas para saber cuántos de color y cuántos blancos debes hacer para cada número. Para que los niños puedan cogerlos sin problemas, es mejor pegar dos o tres bastoncitos juntos, para que tengan más espesor. Con las cartulinas de colores o con pintura, cubrimos los bastones, usando para cada número un color diferente.digital-number-puzzle-template-how-to.jpg

Imagen tomada de Mr. Printables

¡Listo! Muy sencillo ¿verdad? Tal vez los hermanos más grandes se pueden divertir preparando esterompecabezas de cartón para los más pequeños.

Si quieres conocer más juegos para que tus hijos aprendan jugando, ingresa aquí.

Soy Joven, ¡Soy Feliz!

En mi vida en esta época, sonríen muchas cosas a mi favor. Seguramente cuando pensamos en la palabra juventud, o en palabras afines como “joven”, “chavos”, “chicos”, “muchachos”, “niños”, “teens”, etcétera, vienen a nuestra mente rostros sonrientes, relajados, animados y vigorosos. La vida pone de nuestro lado 5 factores para que seamos plenamente felices:

  1. Energía, frescura, vigor: Estamos hablando de una especial fuerza física, que no volveremos a gozar en el futuro. Nuestro cuerpo, nuestra mente, son ágiles. Estamos tan llenos de vida y energía que debemos echarle todas las ganas a lo que hagamos, no es tiempo de estar ahí sentados, pasando horas y horas sin actividades ¡aprovechemos nuestra energía!

  2. Es la época por excelencia para emprender metas personales: Estamos en la plenitud de nuestra vida para proponernos retos. Tenemos la fuerza y el empuje para luchar por algún ideal que tengamos para nuestra propia vida. Es el mejor tiempo de emprender, pues contamos con una especial motivación que surge naturalmente, es decir, nos brota desde dentro del deseo de iniciar planes y proyectos.

  3. Idealista: Los planes en la juventud suelen ser tan altos, es la época donde se toma la visión por grandes ideales. La mayoría de las personas tenemos altos y nobles propósitos, de hecho  la juventud es la época en la que definimos nuestra vocación, con el ánimo de “llegar a ser alguien”: especial, bueno, o el mejor; tal vez un médico, un buen abogado, la mejor voz, el más veloz, etcétera.  Hay un idealismo hermoso, los sueños más nobles parecen alcanzables.

  4. Valentía: Nos distingue el “Carácter aventado”, sentimos que contamos con el valor suficiente para vencer cualquier obstáculo, como si pudiéramos comernos el mundo a cucharadas… ¡ojo aquí! la valentía nos lleva a tomar riesgos y debemos saber decidir a tiempo que es lo que queremos lograr y que viene después.

  5. Es la época para cimentar nuestro futuro: Muchísimo de lo que vivamos en nuestros años futuros dependerá de la manera en la que estamos viviendo hoy.

Si queremos vernos realizados o satisfechos en un futuro no muy lejano. cimentemos bien nuestro presente. Estamos en la mejor época para prepararnos, forma carácter, ser responsables, comprometidos, libres de vicios, drogas, alcohol, ¡estamos sembrando nuestro futuro!

Meditemos y reflexionemos para que aprendamos a vivir una juventud feliz, siguiendo y valorando los preceptos de amor y cuidado hacia nuestra persona; dejemos de lado el enojo y tengamos siempre presente que la juventud es tan efímera cual rayo veloz, que debemos aprovecharla para nuestro  beneficio cultivando nuestra mente con semillas de productividad y así poder tener satisfacción de la forma de vida que llevamos o llevaremos.

SER FELIZ.

Palabras del Papa Francisco:Pope_Francis_Korea_Haemi_Castle_19_(cropped).jpg

“Puedes tener defectos, estar ansioso y vivir irritado algunas veces, pero no te olvides que tu vida es la mayor empresa del mundo.

Sólo tú puedes evitar que ella vaya en decadencia.

Hay muchos que te aprecian, admiran y te quieren.

Me gustaría que recordaras que ser feliz, no es tener un cielo sin tempestades, camino sin accidentes, trabajos sin cansancio, relaciones sin decepciones.

Ser feliz es encontrar fuerza en el perdón, esperanza en las batallas, seguridad en el palco del miedo, amor en los desencuentros.

Ser feliz no es sólo valorizar la sonrisa, sino también reflexionar sobre la tristeza.

No es apenas conmemorar el éxito, sino aprender lecciones en los fracasos.

No es apenas tener alegría con los aplausos, sino tener alegría en el anonimato.

Ser feliz es reconocer que vale la pena vivir la vida, a pesar de todos los desafíos, incomprensiones, y períodos de crisis.

Ser feliz no es una fatalidad del destino, sino una conquista para quien sabe viajar para adentro de su propio ser.

Ser feliz es dejar de ser víctima de los problemas y volverse actor de la propia historia.

Es atravesar desiertos fuera de si, mas ser capaz de encontrar un oasis en lo recóndito de nuestra alma.

Es agradecer a Dios cada mañana por el milagro de la vida.

Ser feliz es no tener miedo de los propios sentimientos.

Es saber hablar de si mismo.

Es tener coraje para oír un “no”.

Es tener seguridad para recibir una crítica, aunque sea injusta.

Es besar a los hijos, mimar a los padres, tener momentos poéticos con los amigos, aunque ellos nos hieran.

Ser feliz es dejar vivir a la criatura libre, alegre y simple, que vive dentro de cada uno de nosotros.

Es tener madurez para decir ‘me equivoqué’.

Es tener la osadía para decir ‘perdóname’.

Es tener sensibilidad para expresar ‘te necesito’.

Es tener capacidad de decir ‘te amo’.

Que tu vida se vuelva un jardín de oportunidades para ser feliz…

Que en tus primaveras seas amante de la alegría.

Que en tus inviernos seas amigo de la sabiduría.

Y que cuando te equivoques en el camino, comiences todo de nuevo.

Pues así serás más apasionado por la vida.

Y descubrirás que ser feliz no es tener una vida perfecta.

Sino usar las lágrimas para regar la tolerancia.

Usar las pérdidas para refinar la paciencia.

Usar las fallas para esculpir la serenidad.

Usar el dolor para lapidar el placer.

Usar los obstáculos para abrir las ventanas de la inteligencia.

Jamás desistas….

Jamás desistas de las personas que amas.

Jamás desistas de ser feliz, pues la vida es un espectáculo imperdible”